Barreras normativas a la vivienda de emergencia y de transición

Como consecuencia de muchos desastres naturales, los derechos de propiedad y las cuestiones reglamentarias del mismo han constituido obstáculos importantes para el  rápido y equitativo acceso a soluciones de vivienda  por parte de las personas cuyas moradas han sido dañadas o destruidas. En particular, con frecuencia, hay un dilema sobre cómo y dónde alojar las personas que carecían de documento de prueba de tenencia o título legal de los lugares que habitaban antes de la ocurrencia de un desastre. Los inquilinos o arrendatarios, en ocasiones, reciben menos asistencia o la reciben de manera más lenta que los propietarios. Así mismo, los propietarios, en ocasiones, son renuentes a permitir el uso temporal de sus tierras cuando consideran que  esto puede interferir con un uso más lucrativo de la misma.

Mientras que la comunidad humanitaria ha estado poniendo cada vez más sus esfuerzos en prepararse para hacerle frente al tema de la vivienda temporal o transitoria en casos de desastre, derechos de propiedad y temas relacionados con la tierra, la Federación considera que estos asuntos no han sido suficientemente abordados por los Estados. Con el fin de buscar soluciones a esta problemática, este asunto era presentado ante los Estados Partes en los Convenios de Ginebra en la XXXI Conferencia Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja en noviembre de 2011.

Más información:

Las normas sobre desastres en la XXXI Conferencia Internacional  

Informe de referencia: Franquear las barreras normativas para el suministro de alojamiento provisional y de emergencia, de manera rápida y equitativa, tras las catástrofes naturales

Hoja informativa: Barreras normativas a la vivienda- Satisfacer a las necesidades en términos de vivienda en fase de emergencia y transitoria

Desastres en América

Publicaciones en Inglés



La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja es la mayor organización humanitaria del mundo, con 190 sociedades miembros. Siendo uno de los componentes del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, nuestra labor se rige por los siete principios fundamentales: humanidad, imparcialidad, neutralidad, independencia, voluntariado, unidad y universalidad.