Coordinación de las actividades relativas al alojamiento

En 2006, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja asumió la responsabilidad de organizar el grupo del área de alojamiento después de un desastre natural.

La reforma humanitaria y el enfoque de conglomerado
En 2005, las principales organizaciones internacionales humanitarias (organismos de las Naciones Unidas, Movimiento de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y organizaciones no gubernamentales) reconocieron que las operaciones de intervención en casos de desastre podían mejorarse mediante una atribución más clara de responsabilidades y una mejor preparación y una mayor previsión.

A resultas de ello, determinados organismos humanitarios decidieron organizar áreas o “conglomerados” de actividades específicas, como las de alojamiento y salud, y lograr coordinación con otros organismos a fin de respaldar a las autoridades de los países afectados por desastres. En 2006, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja decidió asumir la responsabilidad de organizar el conglomerado relativo al alojamiento después de un desastre natural.

Mejorar la preparación y las previsiones en las intervenciones en materia de alojamiento en caso de desastre
A nivel mundial, la Federación Internacional organiza a los organismos humanitarios que se ocupan del alojamiento a fin de mejorar la provisión de alojamiento adecuado a los hogares damnificados por un desastre natural. En concreto, la Federación Internacional da prioridad a lo siguiente:
• la formación de personal técnico
• la formulación de directrices y manuales comunes
• el intercambio de información relativa a la ubicación estratégica de artículos de alojamiento de emergencia, como las tiendas de campaña y las cajas de herramientas.

En el ámbito de los países, la Federación Internacional organiza a los organismos humanitarios dedicados al alojamiento de los países propensos a padecer desastres a fin de que ayuden a sus respectivos gobiernos a formular planes de emergencia y actividades de preparación.

Coordinar la respuesta humanitaria en materia de alojamiento después de un desastre natural
Después de un desastre natural, y sólo si así lo piden el gobierno huésped o los organismos humanitarios asociados, la Federación Internacional presta apoyo mediante la coordinación de la respuesta humanitaria en materia de alojamiento. Ello puede suponer organizar a los organismos humanitarios que se ocupan del alojamiento con miras a coordinar los recursos disponibles, realizar tareas de promoción en favor de recursos adicionales si fuese necesario, y conseguir que las familias damnificadas reciban la debida asistencia de alojamiento de conformidad con las normas convenidas.

Colaboración y alianzas interinstitucionales
Si bien la Federación Internacional tiene competencias directivas respecto del conglomerado para el área de alojamiento respecto de la preparación y la respuesta en casos de desastre, la selección  e iniciación de todas las actividades se realiza con los organismos asociados y otras organizaciones. Tanto a nivel mundial como de país, ello supone la intervención de organismos de las Naciones Unidas y organizaciones no gubernamentales, así como de instituciones de investigación, universidades y el sector privado cuando procede.

 



La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja es la mayor organización humanitaria del mundo, con 190 sociedades miembros. Siendo uno de los componentes del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, nuestra labor se rige por los siete principios fundamentales: humanidad, imparcialidad, neutralidad, independencia, voluntariado, unidad y universalidad.