Los jóvenes como agentes del cambio de comportamiento

El programa sobre los jóvenes como agentes del cambio de comportamiento es la principal iniciativa emprendida por la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (Federación Internacional) para la promoción de una cultura de no violencia y paz. Creado en 2008, este programa fomenta la autonomía de los jóvenes para que asuman una función directiva ética en el seno de su comunidad.

Para ello, se anima a los participantes a que emprendan un proceso personal de transformación que motivará cambios positivos y duraderos en mentalidades, actitudes y comportamientos, tales como los destinados a lograr que cambien otras personas, en consonancia con los principios fundamentales.

“La iniciativa sobre los jóvenes como agentes del cambio de comportamiento aprovecha con notable coherencia los principios fundamentales y los valores humanitarios de las organizaciones de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, para lograr en muy poco tiempo transformaciones y cambios duraderos de actitudes y comportamientos, en todas las culturas y en todo el mundo, y eso la convierte en un modelo sobresaliente de las mejores prácticas en materia de educación entre homólogos, a nivel internacional, y en un digno referente para las intervenciones destinadas a fomentar cambios de comportamiento, dentro y fuera del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (el Movimiento)”. 

Texto extraído del Informe sobre el estudio de la incidencia de los jóvenes como agentes del cambio de comportamiento (2008 – 2013) 

Enfoque pedagógico para la educación de los jóvenes como agentes del cambio de comportamiento

El programa sobre los jóvenes como agentes del cambio de comportamiento aspira a cambiar las mentes desde el corazón. Se sustenta en un enfoque educativo basado en la experiencia y centrado en los participantes, y se combina con una metodología no cognitiva, lo que significa que, en lugar del análisis intelectual, las puertas de entrada al aprendizaje son los sentimientos, las vivencias o el cuerpo. Se aborda diversos temas o se desarrollan destrezas por medio de juegos, representaciones de papeles, ejercicios de simulación y de visualización, narraciones y “artes internas”.

Este programa asimismo saca a los participantes de una zona de comodidad, al tiempo que crea un entorno seguro y respetuoso, en donde se colabora en la búsqueda de soluciones, en vez de imponer un modo de pensar o de actuar. Los conocimientos se adquieren gracias a la interacción y el intercambio de información entre homólogos, a pie de igualdad y con confianza, permitiendo que, mediante el pensamiento crítico, las personas definan su propia posición y su compromiso individual.

Incidencia de los jóvenes como agentes del cambio de comportamiento

A nivel personal, la iniciativa sobre los jóvenes como agentes del cambio de comportamiento impulsa entre instructores y educadores de homólogos un continuo proceso autónomo de transformación que favorece cambios positivos en el comportamiento y en otros aspectos como la motivación, la identidad, el vocabulario y las actitudes. Estos cambios que atañen a la orientación, a las estrategias de comportamiento y a las aptitudes tienen un efecto domino que influye en las relaciones profesionales y entre pares y, a menudo, las mejora. Estos resultados positivos son aún más notables en el funcionamiento de la unidad familiar en su conjunto.

A nivel institucional, la iniciativa sobre los jóvenes como agentes del cambio de comportamiento se ha integrado en numerosas áreas programáticas en las que las organizaciones de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja desempeñan su labor, tales como primeros auxilios, gestión de desastres, migración, alojamiento provisional, seguridad vial, apoyo psicosocial, y otros. Además, algunos educadores de homólogos capacitados han recurrido a ella en operaciones de intervención a raíz de emergencias. Por consiguiente, las actividades que realizan los jóvenes como agentes del cambio de comportamiento se consolidan y progresan, y además mejora el modo en que se ejecutan.

Para más información, diríjase a: yabc.rcrc@ifrc.org




La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja es la mayor organización humanitaria del mundo, con 190 sociedades miembros. Siendo uno de los componentes del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, nuestra labor se rige por los siete principios fundamentales: humanidad, imparcialidad, neutralidad, independencia, voluntariado, unidad y universalidad.