Política de Voluntariado

Política de Voluntariado
Aprobada por la Asamblea General en 1999

La finalidad de esta política es:

  • reforzar la importancia del voluntariado en el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja
  • establecer los valores y las actitudes básicas de las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja hacia el voluntariado
  • exponer las responsabilidades de las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja respecto de sus voluntarios
  • estipular los derechos y las responsabilidades de las personas que trabajan como voluntarios para una sociedad de la Cruz Roja o de la Media Luna Roja.

Primera propuesta de política

La Política de Voluntariado de la Federación fue aprobada por la Asamblea General en 1999. La Asamblea General decidió en 2007 solicitar una revisión de la Política de Voluntariado de la Federación Internacional para ser presentada a la Asamblea en 2011.

El Grupo de Trabajo especial sobre el Voluntariado presentó en septiembre de 2009 a la Junta de Gobierno una Política de Voluntariado revisada que es más corta y concisa y define las normas y valores a los cuales deben adherirse las Sociedades Nacionales. En este material para el debate se presenta la siguiente propuesta y se los invita a examinarla detenidamente y a expresar sus opiniones con el fin de seguir mejorando la política revisada y el código de conducta.

Material para el debate: El proceso de revisión de la Política de Voluntariado de la Federación PDF

Deseamos pedirles su asesoramiento y opinión sobre la política y el código de conducta propuestos. Para ello, hemos preparado cinco preguntas sobre las que queremos conocer sus respuestas. https://www.surveymonkey.com/s/IFRC-revision-volpol


 



La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja es la mayor organización humanitaria del mundo, con 190 sociedades miembros. Siendo uno de los componentes del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, nuestra labor se rige por los siete principios fundamentales: humanidad, imparcialidad, neutralidad, independencia, voluntariado, unidad y universalidad.