Cruz Roja de Bahamas apoya las gestiones de recuperación frente al Huracán Joaquín

Publicado: 21 octubre 2015 17:45 CET

El pasado 30 de septiembre, el Huracán Joaquín se convirtió en el décimo huracán nombrado de la temporada 2015 de huracanes atlánticos. Se emitieron alertas de huracán para varias islas en las Bahamas. Estas islas incluyeron Abacos, Berry Islands, Eleuthra, Grand Bahama Island, New Providence, Acklins, Crooked Island, Mayaguana, Bimini y Andros Island. El resto de Bahamas recibió una alerta de tormenta tropical, al igual que las Islas Turcas y Caicos y las provincias Cubanas de Camagüey, Las Tunas, Holguín y Guantánamo.

Anticipando los daños que el huracán podría causar, la Cruz Roja Bahameña activó su Centro de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional y abrió sus refugios de emergencia el mismo 30 de septiembre. Adicionalmente, pusieron en desarrollaron una colecta de comida, agua y ropa. El impacto de Joaquín en Bahamas duró 4 días hasta el 3 de octubre. Las autoridades declararon el fin de la alerta el 4 de octubre.

En vista del alcance de los daños y las medidas de socorro y recuperación que se requieren en Bahamas, la Sociedad Nacional solicitó a la Federación Internacional de las Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) el uso del Fondo Reserva para el Socorro en Casos de Desastre (DREF, por sus siglas en inglés) para una operación de socorro de 3 meses.

Los fondos entregados por la FICR serán utilizados para cubrir las necesidades identificadas por la Cruz Roja de Bahamas que incluyen:

Agua y alimentación – Las inundaciones en varias islas han impactado el acceso al agua potable y alimentación. La Sociedad Nacional realizó una colecta de comida, agua y ropa y estará suministrando paquetes de comida, agua y ropa a familias afectadas por un mes.  La distribución usará los sistemas ODK y Mega V.

Agua, Saneamiento y promoción de higiene – Se ha logrado restaurar el suministro de agua potable en varias islas, pero CDEMA indica que hay agua contaminada en al menos una isla. La Cruz Roja de Bahamas entregará bidones de agua y kits de higiene a familias afectadas, además de promover prácticas seguras de higiene y uso de agua.

Salud – las inundaciones en algunas áreas propician las condiciones para criaderos de mosquitos que propagan enfermedades transmitidas por vectores.  Además de distribuir mosquiteros, la Cruz Roja de Bahamas promoverá la prevención de estas enfermedades, tanto a los beneficiarios como a los voluntarios de la operación.

La Cruz Roja de Bahamas ha solicitado asistencia a la Cruz Roja Jamaiquina para evaluar la necesidad de apoyo psicosocial, la cual será facilitada por un Equipo Regional de Intervención (RIT, por sus siglas en inglés). El entrenamiento en apoyo psicosocial y Salud y Primeros Auxilios Comunitarios (CBHFA, por sus siglas en inglés) será coordinado con el Ministerio de Salud y la Organización Panamericana de Salud (PAHO).

Alojamiento y asistencia – varias casas han sido destruidas o han sufrido daños masivos. Se requieren kits de limpieza y kits de cocina, al igual que otros artículos para complementar los la distribución de materiales de socorro de otros socios.  La Cruz Roja Jamaiquina asistirá con la procuración de estos artículos, las cuales serán reabastecidas por las operaciones.

El Director General de la Cruz Roja de Bahamas supervisará la gestión de la operación de emergencia. Al menos 50 voluntarios de la sede central de la Sociedad Nacional y grupos de Family Islands se incorporarán en la coordinación. Un RIT especializado en apoyo psicosocial será enviado para evaluar y apoyar la prestación de servicios y entrenamiento.

La mayoría de los materiales de socorro serán procurados a nivel regional o a nivel internacional. Debido a su proximidad geográfica, la Cruz Roja Jamaiquina ha puesto a la disposición sus suministros de emergencia para proveer 600 bidones, 300 kits de limpieza, 300 kits de cocina y 300 kits de higiene. La Unidad Regional de Logística en Panamá reabastecerá estos suministros, además de procurar 1,200 mosquiteros. 

Pueden visitar la página de Facebook de la Cruz Roja de Bahamas para más información sobre las actividades de la operación: https://www.facebook.com/Bahamas-Red-Cross-Society-287498687576/timeline/

Los informes iniciales indicaron cortes masivos de electricidad, daños a sistemas de telecomunicaciones y distribución de agua, y daños de inundación en las vías terrestres.  Se formaron grupos de la Cruz Roja Bahameña en varias islas afectadas, donde asumieron responsabilidades de socorro, tales como el manejo de refugios de emergencia y la distribución de materiales de socorro.

Evaluación de los daños

Las evaluaciones más recientes de daños y necesidades indican un impacto significativo en varias de las islas. Se estiman unas 6,710 personas afectadas.

Acklins Island (560 habitantes)

No se reportaron fallecidos. Las vías terrestres permanecen inundadas y las comunicaciones están limitadas al uso de teléfonos satelitales debido al daño a las torres de comunicación. No se ha activado albergue. Aproximadamente el 90% de las casas en Lovely Bay, Chester y Snug Corner han sido dañadas o destruidas. Hay cuatro clínicas en la isla, las cuales han sufrido interrupciones a los suministros de agua y electricidad.

La planta de tratamiento de agua potable en Salina Point no opera por falta de electricidad.  Se distribuyen reservas de agua potable a 60 hogares mientras que una planta de agua embotellada en Spring Point suministra agua para toda la isla.

Crooked Island and Long Cay (323 habitantes)

El puerto principal está inoperable y todas las casas en el área del este han sufrido daños severos a los techos. El acceso terrestre entre el este y el oeste de la isla está limitado a camiones. La escuela local ha sufrido daños severos. Una clínica satélite ha sido destruida, aunque la clínica principal también se usó como refugio temporal para 20 personas.  La infraestructura de utilidades y telecomunicaciones sigue caída.

Los criaderos de mosquitos que propagan enfermedades transmitidas por vectores debido a las aguas estancadas en los manglares se consideran un riesgo.

Exuma (7,314 habitantes)

Las líneas eléctricas siguen caídas y hay fuertes inundaciones.

Long Island (3,024 habitantes)

El daño más significativo ha sido en Sand Pond y Clarence Town, donde varios edificios han sufrido daños masivos debido a los vientos del huracán. Hay varias casas en las áreas bajas propensas a inundaciones que han sufrido daños por los altos niveles de agua. Permanecen caídas las líneas eléctricas en algunas áreas. Las clínicas en el sur de la isla o están dañadas o no se están usando.

Se ha establecido una clínica provisional para tratar lesiones menores, enfermedades no transmisibles y salud mental. Se requieren servicios de apoyo psicosocial. Nassau enviará relevo para el personal residente de la clínica.

El suministro de agua potable se mantiene. Los servicios de colección de deshechos han sido interrumpidos, aunque se anticipa que mejoren una vez se rehabiliten las vías terrestres.

Mayaguana (271 habitantes)

Se intenta restaurar las comunicaciones.  Algunas casas han sufrido daños menores como pérdida de tejas de su techo.

Rum Cay (99 habitantes) 

Se han reportado inundaciones, arboles caídos, calles bloqueadas y un corte total de energía debido a que las líneas eléctricas permanecen caídas.  El aeropuerto está inundado, pero la pista de aterrizaje permanece accesible.  El muelle de carga está destruido.

San Salvador  (930 habitantes)

Se han dado inundaciones masivas que han provocado la caída de postes y líneas eléctricas.  Las instalaciones de infraestructura de telefonía celular funcionan, aunque hay daños en el techo de la planta eléctrica.  Los generadores requieren reparaciones.  El edificio del aeropuerto ha sido destruido, pero la pista de aterrizaje permanece accesible.

Según informes, las casas de la isla también han sufrido daños masivos. Los mismos informes indican que hay 84 personas en el Odell Center y 104 personas en el Research Center.




Mapa


La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja es la mayor organización humanitaria del mundo, con 190 sociedades miembros. Siendo uno de los componentes del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, nuestra labor se rige por los siete principios fundamentales: humanidad, imparcialidad, neutralidad, independencia, voluntariado, unidad y universalidad.