Evacuando a familias durante el Huracán Matthew. La experiencia de Lisa y Exanna

Publicado: 9 octubre 2016 20:28 CET

Lisa Pinder y Exanna Dormeus forman parte del cuerpo del equipo de rescate de la Cruz Roja de las Bahamas. Ambas participaron en el rescate de seis personas durante el impacto del Huracán Matthew la madrugada del 6 de octubre, cuando el ojo del huracán azotaba Nassau, en la isla de New Providence.

La National Emergency Management Agency (NEMA), agencia que trabaja como gabinete del gobierno de las Bahamas y que colabora estrechamente con la Sociedad Nacional emitió una llamada de emergencia a la Cruz Roja solicitando apoyo en la evacuación de una familia que no había podido refugiarse y  veía como su vida corría peligro al estar sus casas completamente inundadas.

Exanna relata que para evacuar a una madre y a su hijo al hogar de familiares, tuvieron que sortear carreteras prácticamente intransitables. Este transporte se efectuó con la ayuda de cuerpos de seguridad del estado, lo cual facilitó mucho la operación.

A veces son sabíamos si estábamos conduciendo sobre carretera o si estábamos prácticamente flotando sobre un cuerpo de agua torrencial”, narra Lisa, a lo que añade  “era muy difícil  mantenerse estable en la carretera. Hubo personas que nos cruzamos en el camino y a las que evacuamos, especialmente ancianos y niños, que habían visto como sus hogares se habían llenado de casi 10 cm de agua y tenían miedo”

Tanto Exanna como Lisa se muestran calmadas al relatar su experiencia. No durmieron hasta que el ojo del huracán se alejó de la zona y no recibieron más llamadas de emergencia. A las 9 am hora local de Bahamas del 7 de octubre, las autoridades comunicaron el “all clear” (todo ok)  a la población de las islas, dando paso a que mucha población saliera a las calles en busca de provisiones, gasolina o volver a sus casas para evaluar los daños.

“La mayoría de personas a las que evacuamos ayer se veían traumatizadas, en pánico. Son personas que normalmente se mostraban reticentes a abandonar sus hogares en el momento previo al huracán pero que tras ver sus vidas en peligro, se mostraban enormemente agradecidas de que pudiéramos haber brindado auxilio”, explica con voz serena Exanna.

La Cruz Roja de las Bahamas ha brindado apoyo psicosocial en situaciones de desastres naturales pasados y planea poder hacerlo de nuevo, así como seguir ofreciendo alimentos básicos, agua, ropa y productos de limpieza a la población más afectada. Lisa y Exanna no dudarán ni por un momento en seguir empleando su tiempo y dedicación a mejorar y salvar las vidas de su comunidad.




Mapa


La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja es la mayor organización humanitaria del mundo, con 190 sociedades miembros. Siendo uno de los componentes del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, nuestra labor se rige por los siete principios fundamentales: humanidad, imparcialidad, neutralidad, independencia, voluntariado, unidad y universalidad.