Las poblaciones de alto riesgo son agentes de cambio para la reducción del riesgo de desastres

Publicado: 9 marzo 2017 3:43 CET

La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) desarrolló un taller interactivo sobre las Poblaciones de alto riesgo como agentes de cambio para la reducción del riesgo de desastres (RRD). Este taller formó parte de la agenda regular de la Quinta Plataforma Regional para la Reducción de Riesgo de Desastres en Américas (RP17), que se está llevando en Montreal, Canadá.

 

El Marco de Sendai reconoce el alto impacto de los desastres en las poblaciones vulnerables y fomenta la contribución y la participación de las poblaciones de alto riesgo en RRD. Las sesiones de trabajo durante la Tercera Conferencia Mundial sobre la Reducción del Riesgo de Desastres insistieron en la inclusión de las poblaciones de alto riesgo en la política y la planificación. En seguimiento, esta sesión explora la contribución que las poblaciones de alto riesgo pueden aportar para lograr las Prioridades del Marco de Sendai.

 

La FICR y la Coalición para la resiliencia de la niñez y la juventud de Latinoamérica y el Caribe (CORELAC) fueron los anfitriones de esta sesión. Susana Urbano de RET moderó la sesión, con la participación de Carlos Kaiser, Saul Zenteno, Andria Grosvenor, Tracey O’Sullian en el panel.

 

Carlos Kaiser, Director Ejecutivo de la ONG Inclusive, dijo que "la discapacidad es prevenible porque a menudo las barreras ambientales y la forma en que hacemos las cosas son lo que realmente impide la participación de las personas con discapacidades. Nada para nosotros sin nosotros, queremos tener una participación significativa en el proceso de toma de decisiones ".

 

Debido a su formato interactivo, la sesión permitió que los y las participantes discutieran las formas en que las acciones de RRD se puedan adaptar para incluir las contribuciones de las poblaciones de alto riesgo y sus necesidades diferenciadas. Esto ayudó a documentar las recomendaciones específicas y las potenciales acciones hacia cada una de las cuatro prioridades del Marco de Sendai, y desarrollar los mensajes clave para abogar con los gobiernos el tema de las poblaciones en alto riesgo, tomando en cuenta los diferentes contextos regionales, tales como la violencia y la migración.

 

"Los jóvenes tenemos que ver nuestras propias acciones y reflexionar sobre nuestras propias posibilidades. El enfoque debe estar en la participación social de grupos de alto riesgo que generen diálogo, especialmente en el área de políticas públicas", reflexionó José Páez, representante de juventud, sociedad civil, durante su intervención.

 

Por su parte, Andria Grosvenor, Gerente de Servicios de Alianza y Cooperación de la Agencia de Manejo de Emergencias de Desastres del Caribe, dijo que "los desastres naturales están aumentando en escala y magnitud y las poblaciones de alto riesgo soportan el impacto de su impacto. Los desastres exacerban las vulnerabilidades ya existentes, incluida la falta de conciencia. Debemos comenzar por crear un mejor vínculo con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Además, necesitamos empezar a ver a las poblaciones de alto riesgo como agentes de cambio y dejar que sus voces sean escuchadas ".

 

La FICR tiene el compromiso de poner a las personas como el foco central de nuestras acciones, lo cual incluye la reducción del riesgo de desastres. Como tal, es importante asegurar que las poblaciones de alto riesgo puedan participar de manera activa en reducir sus vulnerabilidades frente a desastres y en incrementar la resiliencia individual y comunitaria.

 

Para mayor información contactar a:

Krystell Santamaria, Coordinadora del programa de reducción de riesgo, FICR, krystell.santamaria@ifrc.org

Diana Medina, Gerente de comunicaciones, FICR  – diana.medina@ifrc.org




Mapa


La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja es la mayor organización humanitaria del mundo, con 190 sociedades miembros. Siendo uno de los componentes del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, nuestra labor se rige por los siete principios fundamentales: humanidad, imparcialidad, neutralidad, independencia, voluntariado, unidad y universalidad.