Adultos mayores una población prioritaria

Publicado: 30 mayo 2016 22:51 CET

El 16 de abril en la casa de para adultos mayores con enfermedades en etapa terminal que administra la Fundación Cottolengo, era día como cualquier otro, los 65 adultos mayores que habitan esta casa de cuidado cenaron temprano como de costumbre, así que a las seis y cincuenta y ocho de la tarde cuando la tierra bajo sus pies comenzó a estremecerse un pacífico silencio reinaba en el lugar.

María del Carmen Cercenti, Directora Ejecutiva de la casa hogar comenta, “fue muy atemorizante, era complicado sacar a todos los pacientes dado que algunos de ellos están inmovilizados por sus condiciones de salud. Estaban muy asustados, algunos de ellos no entendía lo que pasaba”.

Este hogar es una fundación sin fines de lucro que regenta la hermana Mary, de la orden de Hermanas Cottolengo. Afortunadamente el terremoto en este hogar causó pocos estragos, “se cayeron los monitores de signos vitales y se dañaron, claro esos son muy costosos pero al final lo que importa es que no se perdió ninguna vida”, señala María del Carmen.

Desde el terremoto esta institución no recibe agua potable, lo que les ha complicado el cuidado de los adultos mayores que viven en el hogar. “Menos mal que la Cruz Roja Ecuatoriana de la filial de Manta, no se ha olvidado de nosotros, y nos han traído agua, mantas y sábanas, al menos podemos darles de beber y preparar alimentos de forma segura además de mantener la higiene de sus camas”, agrega María del Carmen.

En la operación de respuesta ante el terremoto de Ecuador, la Cruz Roja Ecuatoriana en conjunto con la Federación Internacional y otras sociedades nacionales hermanas han distribuido 41.467 botellas de agua y sólo en Pedernales ha estado potabilizando 30 mil litros diarios de agua, como parte de eje de agua y saneamiento que hace parte del plan de acción del llamamiento lanzado el 21 de abril de 2016.




Mapa


La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja es la mayor organización humanitaria del mundo, con 190 sociedades miembros. Siendo uno de los componentes del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, nuestra labor se rige por los siete principios fundamentales: humanidad, imparcialidad, neutralidad, independencia, voluntariado, unidad y universalidad.