Visita del presidente Konoe a Ecuador: La fuerza de Cruz Roja son sus voluntarios

Publicado: 1 junio 2016 22:30 CET

Parte de la agenda de trabajo del Presidente Tadateru Konoe en Ecuador, comprendió la visita, el día sábado 28 de mayo a Manta, una de las ciudades más afectadas por el terremoto del pasado 16 de abril.

El presidente Konoe tuvo la oportunidad de visitar la zona cero de esta ciudad, donde pudo verificar el grado de deterioro de la misma. En esta visita lo acompañó, Juan Cueva, presidente nacional de Cruz Roja Ecuatoriana, Juan Carlos López, presidente de la Filial de Manta, Jan Gelfand, Director adjunto de la oficina regional de América de la Federación Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, así como otros representantes de Cruz Roja Ecuatoriana y de la Federación Internacional que han estado involucrados en la respuesta al terremoto.

Después de la visita a la zona cero, el presidente Konoe se dirigió a la sede de la Cruz Roja Ecuatoriana en Manta, que desde el pasado 16 de abril es el centro de la operación de respuesta de todo el Movimiento en esta zona. Allí se encontró con los voluntarios de Manta y Portoviejo que han estado trabajando en las operaciones en la zona.

“Han sido días duros para todos ustedes, enfrentar un desastre de esta magnitud pone a prueba nuestra fuerza y espíritu, pero como ya me ha contado el presidente Cuevas cada uno de los que ha trabajado en esta respuesta ha puesto lo mejor de sí con el propósito proveer de asistencia humanitaria a aquellos que más lo necesitan”, les dijo el presidente Konoe a los voluntarios formados frente a él en el patio de la sede.

“He revisado los números de la operación, haber alcanzado a 65 mil personas a lo largo de un mes de respuesta, es una cifra que nos llena de orgullo. Pero queda mucho trabajo por hacer. Es ahora cuando más energía y entusiasmo requerimos de nuestros voluntarios. La fase de recuperación es larga y requiere mucho esfuerzo. Tenemos que ser capaces de en poco tiempo haber mejorado las condiciones de vivienda, agua, salud y medios de vida de aquellos que en el desastre lo han perdido todo, y esto no es fácil. Requerimos de ustedes compromiso, entusiasmo y paciencia para sobrellevar los obstáculos que seguro van a encontrar”, señaló.

Después de las palabras del presidente Konoe, los voluntarios rompieron filas y tuvieron oportunidad saludarlo y tomarse fotos con él, además de expresarle su agradecimiento por esta visita.

Recorrido por Pedernales

Luego de dejar Manta, el presidente Konoe hizo un sobrevuelo por la áreas afectadas hasta llegar a Pedernales, donde también recorrió la zona cero de la ciudad, para luego dirigirse a la Unidad Regional de Respuesta especializada en salud de la Federación Internacional, movilizada por primera vez desde su creación para esta emergencia. Esta Unidad conjuga el conocimiento y experiencia de las Sociedades Nacionales de Canadá y Colombia, junto con la de la Federación Internacional. La unidad provee apoyo psicosocial, consultas obstetras así como medicina general.

Posteriormente el presidente Konoe mantuvo una reunión con alcaldes de las municipalidades aledañas a Pedernales. “Los gobiernos locales son actores fundamentales en estas redes de ayuda humanitaria y en la coordinación. Ahora más que nunca los invito a trabajar colectivamente”, fue su mensaje a estos líderes locales.

El presidente Konoe también tuvo la oportunidad de visitar la comunidad de La Chorrera, donde participó de la entrega de las “Cajitas de Esperanza”, programa de la Cruz Roja Ecuatoriana, que consiste en una caja de regalo preparada por un niño o niña que vive fuera de las áreas afectadas y que va dirigida con una carta a un niño o niña de las comunidades que se vieron afectadas por el terremoto.

En Pedernales el presidente Konoe también pudo saludar a los voluntarios que han estado trabajando en esta zona, agradeciéndoles su esfuerzo y dejándoles un mensaje de fortaleza y compromiso.




Mapa


La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja es la mayor organización humanitaria del mundo, con 190 sociedades miembros. Siendo uno de los componentes del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, nuestra labor se rige por los siete principios fundamentales: humanidad, imparcialidad, neutralidad, independencia, voluntariado, unidad y universalidad.