Comunidades costeras se esfuerzan por recuperarse de Matthew

Publicado: 12 octubre 2016 2:43 CET

Nicole Robicheau, IFRC

Manejando hacia el oeste por la costa de Les Cayes en el Departamento sur de Haití fue hace un tiempo un hermoso camino a lo largo del océano. Desde que el huracán Matthew pasó por allí, no queda mucho de eso. Since Hurricane Matthew passed through, not much remains. Palmeras de coco caídas por todos lados, y no hay rastros de los árboles de banana del que mucha gente de la zona dependía para vivir.

Emn el pueblo de Port Salut, Jean Marie Delva y Rose Yvette Dorismon se sientan a las afueras del hospital local. Su hijo se fracturó el tobillo y no puede caminar, pero ellos no tienen los recursos para traerlo para ser atendido por un doctor. Ellos han venido para ver si alguien los ayuda. “Nosotros hemos estado viviendo en la calle, y nuestros vecinos nos han ayudado para comer", dice Dorismon.

El hospital solía ver alrededor de cien pacientes al día, pero desde el huracán ellos están atendiendo 150 personas diarias. Ellos han atendido hasta ahora más de 15o heridas producto del huracán.

Más allá en la costa de Côteaux, Caleb Raphael y su esposa Loudy Roberson se sientan en el porche de su vecino. Ellos apuntan hacia una pila de ropa, libros y muebles rotos. Eso solía ser su casa. "No fuimos capaces de salvar nada", dice Caleb. Ella es maestra de escuela y é les chofer pero no están trabajando en este momento así que se luchan por conseguir alimentos.

Cruzando la calle, donde su casa solía estar está el centro de salud local. Desde el terremoto del 2010 funciona también como centro de evacuación.

Andre Diefort se sienta en las afueras de la Oficina del doctor. Algo cayó sobre él durante el huracán, pero sólo pudo lograr venir hoy porque vive en la comunidad de Despas, que se encuentra muy lejana. Él tuvo que tomar un taxi motocicleta y viajar por 30 minutos. "Otras personas están heridas en mi comunidad a causa del huracán, pero es difícil para la gente llegar aquí”, dice Diefort. Él tedrá que hacer otro viaje de 30 minutos en motocicleta para regresar a casa.

"Las necesidades son enormes aquí, los albergues están sobrepasados, se necesitan carpas, comida y agua”, dice Mandy Chantale, Coordinadora de la Cruz Roja Haitiana en Côteaux.

La Federación Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja lanzó un llamamiento internacional para ayudar a las personas afectadas por el huracán Matthew en Haití. Dona aquí




Mapa


La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja es la mayor organización humanitaria del mundo, con 190 sociedades miembros. Siendo uno de los componentes del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, nuestra labor se rige por los siete principios fundamentales: humanidad, imparcialidad, neutralidad, independencia, voluntariado, unidad y universalidad.