Haití: comunidades más resilientes

Publicado: 12 enero 2016 19:31 CET

Durante los seis años posteriores al terremoto, el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja ha apoyado a centenares de miles de familias a reconstruir sus vidas dentro de las comunidades y ser mas resilientes.

Durante los seis años posteriores al terremoto que causó la muerte de mas de 200,000 personas, y dejó a mas de dos millones sin hogar, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) continúa con el apoyo a la población haitiana a través de la Cruz Roja Haitiana, a pesar del cierre, en 2014, del plan de acción para ayudar a las víctimas de esta terrible catástrofe.

Seis años después de este terremoto, la Cruz Roja Haitiana (CRH) colabora de manera estrecha con la Federación, el CICR y las demás Sociedades Nacionales, para la elaboración e implementación de proyectos duraderos, con el fin de alcanzar resiliencia dentro de las comunidades.

Así, con el apoyo de los socios del Movimiento, prioriza sus intervenciones en sectores tales como educación, salud y reducción de riesgos y desastres. Entre otras acciones podemos mencionar:

- La reconstrucción del hospital Saint Michel en Jacmel, a un hospital de 200 camas;

- La construcción de 4 centros de salud en el sureste del país;

- La rehabilitación de 17 infraestructuras escolares en el oeste y el sureste;

- Donaciones de equipo de hospital al Ministerio de Salud Pública (MSPP);

- Reforzar las capacidades de la CRH a nivel regional y local;  

- Apoyo al banco de sangre y puestos de transfusión sanguínea  a nivel nacional;

- Apoyo a la reforestación, a la protección de las cuencas, a las canteras comunitarias y jardines productivos en Léogane;

- Apoyo a las organizaciones locales tales como FONKOZE en las actividades de microcréditos;

- Rehabilitación de los sistemas de agua potable;

- Apoyo en las investigaciones sobre la vacuna contra el cólera.

Además, la Cruz Roja Haitiana, continuó su trabajo humanitario con las poblaciones mas vulnerables, asegurándose de que estén mejor preparadas en caso de futuras catástrofes, y que puedan resistir. Entre los desastres potenciales se encuentra la constante amenaza del cólera y las dificultades migratorias a las cuales se enfrentan miles de personas repatriadas, o que han regresado voluntariamente a los diferentes puntos en la frontera entre Haití y la República Dominicana.

El cólera es prevenible y curable, pero una respuesta eficiente necesita del apoyo del público, de los gobiernos y de las organizaciones humanitarias. La Cruz Roja continúa con su campaña de eliminación del cólera a través del plan de acción binacional en la isla de La Española empezada hace un año en colaboración con los gobiernos de Haití y de la República Dominicana.

Respecto a los movimientos de población en la zona fronteriza, la Cruz Roja Haitiana y la Cruz Roja Dominicana unen sus esfuerzos siguiendo un acuerdo bilateral firmado hace 13 años, y revisado regularmente, para dar respuesta a la problemática migratoria. El plan de acción de este acuerdo bilateral recibió el apoyo de los socios del Movimiento Cruz Roja en Haití.

Con el objetivo de contribuir a la mejora de la respuesta a los efectos de las catástrofes naturales y facilitar a las víctimas el acceso a las ayudas, la Cruz Roja Haitiana y la FICR, completaron dos estudios en materia de derecho haitiano con relación a los desastres: el informe derivado del primer estudio fue presentado a las autoridades del estado de Haití en julio del 2015, y propuso soluciones a los obstáculos jurídicos al suministro de albergues de urgencia y transicionales después de una catástrofe; el otro estudio, cuyo informe se publicará en 2016, identificará los vacíos y otras dificultades institucionales, y propondrá soluciones, en el área del derecho haitiano en materia de reducción de riesgos y respuesta a los desastres.





Mapa


La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja es la mayor organización humanitaria del mundo, con 190 sociedades miembros. Siendo uno de los componentes del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, nuestra labor se rige por los siete principios fundamentales: humanidad, imparcialidad, neutralidad, independencia, voluntariado, unidad y universalidad.