La Cruz Roja Haitiana continúa con su campaña de prevención de la Chikungunya

Publicado: 10 octubre 2014 15:15 CET

Doudly Elius, FICR 

«Ustedes saben cómo protegerse del virus de la chikungunya?», pregunta el voluntario de La Cruz Roja Haitiana Marc Antoine con su megáfono a una multitud de gente. Esto es parte del equipo de respuesta que está trabajando en las calles de Croix-des-Bouquets, un área de negocio muy activa en Haití, donde esta enfermedad transmitida por el mosquito representa un riesgo para muchos. La función de este equipo es distribuir información simple, pero crítica para los residentes, muchos de los cuales puede que no reconozcan el nombre del virus, tampoco el hecho de que sus vidas pueden estar en riesgo. 

Es una causa de preocupación generalizada. Casi 65,000 casos con sospecha de Chikungunya han sido reportados a lo largo del territorio Haitiano desde que comenzó la epidemia en mayo de este año, de acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (PAHO – Por sus siglas en inglés). Las autoridades de la salud no han parado de trabajar para frenar la propagación del virus, y la Cruz Roja Haitiana juega un papel fundamental  capacitando a las comunidades para mantenerse a salvo. 

En colaboración con el Ministerio de Salud Pública y Población (MSPP), trabajadores en el área de salud de la comunidad de confianza, como Marc intentan ayudar 25,000 personas en las áreas más afectadas por la enfermedad. Los coordinadores de voluntariado de La Cruz Roja Haitiana lideran sesiones llamadas “train the trainer – capacita al instructor”, las cuales forman a los voluntarios que, a su vez, capacitan a otras personas en su comunidad para difundir información que salva vidas que incluye mensajes sobre: cómo reconocer los síntomas de la Chikungunya, dónde buscar tratamiento y cómo prevenir la enfermedad.

Grupos de salud comunitaria como este no solo empoderan a los residentes a encargarse de su propia salud a través de compromisos de compañerismo, sino que también les provee asistencia sanitaria a las personas más vulnerables. 

“Nosotros le ponemos atención especial a las medidas de control de vectores para reducir la transmisión de la enfermedad y los mecanismos de monitoreo para cada comunidad, dependiendo de la red de la comunidad donde viven los voluntarios,” comenta Lina Villa, encargada de Emergencias de Salud de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR).

Trece coordinadores, uno para cada departamento de la Cruz Roja Haitiana tienen la misión de entrenar a más de 500 voluntarios de los municipios más vulnerables para educar a la mayor cantidad de personas posible y conseguir que miembros de la comunidad se integren. 

En las áreas urbanas de Delmas y Croix-des-Bouquets, grupos de voluntarios no pasan desapercibidos en las calles. Su presencia estimula a las personas a escuchar, participar y actuar. “Los habitantes del pueblo de Croix-des-Bouquets han expresado que tan importante es este esfuerzo de prevención contra el virus de la chikungunya, porque han admitido que no entendían muy bien cómo evitar esta enfermedad”,  dice  Dorelus Jackson, Coordinador en la Cruz Roja Haitiana, encargado de actividades de saneamiento y concientización con voluntarios. En estas comunidades el conocimiento es poder que ayuda a las personas a protegerse y proteger a otras personas vulnerables. 

“La Cruz Roja Haitiana ha movilizado su red de voluntarios para ayudar a la población Haitiana. Invertimos en campañas de promoción sanitaria, las cuales se apoyan en varios canales de comunicación, como la radio y trabajo de sensibilización puerta a puerta. Esto se hace en conjunto con actividades de fumigación.’’ dijo el Dr. Agénor Junior Clergé, Director del Departamento de Programas y Proyectos de La Cruz Roja Haitiana. 

183 voluntarios entrenados en la metodología de control de epidemias, se sometieron a un curso de actualización en enfermedades causadas por vectores, para hacer frente a la epidemia de la chikungunya. 

El uso de canales de comunicación múltiples ha facilitado la difusión de mensajes de prevención a cada vez más personas, especialmente en áreas remotas rurales que normalmente son de difícil acceso para el voluntariado. Sin embargo, el Dr. Clergé advierte, “A pesar de la disminución significativa de casos, la población Haitiana debe mantenerse en guardia porque la chikungunya sigue presente en nuestro ambiente’’.




Mapa


La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja es la mayor organización humanitaria del mundo, con 190 sociedades miembros. Siendo uno de los componentes del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, nuestra labor se rige por los siete principios fundamentales: humanidad, imparcialidad, neutralidad, independencia, voluntariado, unidad y universalidad.