¿Por qué el huracán más fuerte en la historia no resultó en una “catástrofe”?

Publicado: 8 diciembre 2015 20:26 CET

Por: Roop Singh

En su punto más alto, Patricia fue el huracán más fuerte documentado en el Pacifico Este, alcanzando velocidades de viento sostenidas máximas de 320 kph. Para poner esto en perspectiva, la escala Saffir-Simpson solía clasificar definiciones de huracanes sobre los 250 kph como Categoría 5, el rating más alto en el que “daño catastrófico ocurriría”. El huracán se formó el 20 de octubre de 2015 y se disipó el 24 de octubre de 2015.

Afortunadamente, el daño catastrófico no se materializó por 3 razones claves:

1. Patricia fue inusualmente compacta – las velocidades de viento más altas de Categoría 5, se concentraron en una banda de diámetro de 25km alrededor de su epicentro y la fuerza de los vientos huracanados se extendieron alrededor de los 55km de su centro.  

2. Tuvimos suerte – el huracán cayó en un área de densidad poblacional baja, omitiendo a gran escala los centros poblacionales más importantes en el balneario de la parte baja de Puerto Vallarta, y la ciudad costera de Manzanillo.

3. Excelente preparación – los gobiernos locales, estatales y el nacional en colaboración con la Cruz Roja Mexicana (actuando de auxiliar al gobierno), coordinaron un plan de preparación efectiva que incluyó la evacuación, alertas a las poblaciones locales y el pro-posicionamiento de asistencia humanitaria en anticipación a la respuesta.

En el contexto BRACED, la exitosa preparación basada en información climática llevada a cabo en México es la parte más interesante porque nos da un conocimiento mas claro en cómo podría lucir en la práctica el fortalecimiento de la resiliencia ante los eventos extremos para prevenir desastres.

La Cruz Roja Mexicana dice que actuó durante tres fases claves a través de los análisis, anticipación y respuesta inmediata y a tiempo. Basado en pronósticos, pudieron establecer un plan de preparación que comenzó con 3 días de anticipación al evento pronosticado. Este plan incluyó la movilización de hasta 500 voluntarios para pre-posicionar y distribuir 30 mil kilos de ayuda humanitaria a las poblaciones que habrían estado en el paso del huracán.

Los voluntarios también asistieron en la evacuación de personas, estableciendo unidades de emergencia, los cuales incluyeron hospitales móviles, unidades de rescate y vehículos logísticos. Para financiar esta masiva operación, la Cruz Roja Mexicana abrió un portal de recaudación de fondos y se conectó con el sector privado al usar las tiendas Wal-mart como centros de recolección. También diseminaron información acerca del pronóstico del huracán, preparación antes y después del evento, así como sobre maneras de donar comida, dinero e ítems de higiene.

Una de las dificultades más prominentes que varias familias enfrentan durante un desastre es la pérdida de contacto entre familiares. Anticipando esto, la Cruz Roja Mexicana tomó acción a través del programa "Restaurando vínculos familiares" al permitir a familiares en otros estados y en el extranjero el aplicar este apoyo a través de la página web. También establecieron un teléfono de emergencia para responder a las solicitudes de información.

La suma de todas estas acciones anticipatorias resultaron en el bajo registro de muertes y afectados, lejos de la catástrofe que pudo haber ocurrido si el gobierno y las agencias humanitarias no hubiesen actuado en base al pronóstico de Patricia. No solo la Cruz Roja Mexicana se preparó para el potencial desastre, sino que también ayudaron en la respuesta a las áreas que han sido afectadas por Patricia al movilizar casi 3000 de sus voluntarios para evaluar los daños en los estados de Jalisco y Colima tan solo horas después del impacto. Asimismo, continuaron diseminando la información luego del huracán sobre como regresar a las viviendas de manera segura; esta estrategia comprensiva sin duda ha ayudado a prevenir que el Huracán Patricia haya evolucionado de evento climático extremo a desastre.

Recibimos comentarios que nos ayuden a desarrollar esta historia a través de opiniones relevantes, anécdotas, enlaces y data. Por otra parte, si ven comentarios que creen ser irrelevantes o inapropiados, pueden enviar sugerencias a nuestros editores al usar los vínculos correspondientes de reclamos. Las opiniones expresadas en los comentarios no representan a los de BRACED o de sus socios. 

Este artículo se desarrolló en conjunto con el Centro del Clima de la Cruz Roja y Media Luna Roja, Cruz Roja Mexicana y la IFRC, y es parte de la iniciativa "Reality of Resilience".  Para ver el artículo original e información adicional viiste la página del Huracán Patricia en México (en inglés).




Mapa


La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja es la mayor organización humanitaria del mundo, con 190 sociedades miembros. Siendo uno de los componentes del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, nuestra labor se rige por los siete principios fundamentales: humanidad, imparcialidad, neutralidad, independencia, voluntariado, unidad y universalidad.