Voluntarios espontáneos inspiran la acción de la Cruz Roja Mexicana

Publicado: 27 septiembre 2013 15:15 CET

Tras el fuerte impacto de los huracanes Ingrid y Manuel, el voluntariado y personal de la Cruz Roja Mexicana ha continuado respondiendo a la emergencia en el país con el envío de ayuda a las comunidades más gravemente afectadas por las tormentas.

Desde el inicio de las tormentas tropicales, la Cruz Roja Mexicana ha enviado más de 7.000 voluntarios y técnicos para responder a las necesidades inmediatas de las personas afectadas en los estados de Guerrero, Veracruz y Tamaulipas.

“La operación de ha dificultado debido a la falta de acceso, porque carreteras y caminos que llevan a los municipios rurales, mas alejados de las ciudades, quedaron totalmente destruidos, sobre todo aquellas ubicados en la sierra,” dijo Issac Oxenhaut, Coordinador Nacional de Socorros de la Cruz Roja Mexicana. Las fuertes lluvias han obstaculizado los esfuerzos de socorro, obligando el uso de helicópteros y aviones para poder entregar la ayuda a las comunidades de difícil acceso.

“Lo que hemos estado haciendo es organizando todos los artículos que tenemos disponibles y los que estamos recibiendo, gracias a la generosidad del pueblo mexicano, acompañamos en brigadas de dos o tres elementos de la Cruz Roja de socorros a las autoridades del gobierno federal, la marina armada de México o el Ejército en sus aeronaves para llegar a esos lugares que se encuentran aislados y de manera conjunta entregamos la ayuda humanitaria,” agregó Oxenhaut.

Las fuertes lluvias que han durado más de una semana, han provocado graves inundaciones y deslizamientos de tierra que han dejado a varias de las comunidades afectadas incomunicadas. Una de las vías importantes afectadas es la autopista que conecta a la capital Meixcana con la ciudad de Acapulco, donde muchas comunidades han sido afectadas por las tormentas.

Durante el fin de semana se logró habilitar un tramo de la autopista lo cual permitirá a la Cruz Roja entregar agua y alimentos que tanto necesitan a las personas que fueron atrapadas por las tormentas. En base a las evaluaciones que se desarrollan, las necesidades más urgentes siguen siendo alimentos, artículos de higiene personal (como jabón, cepillos de dientes y pasta de dientes, champú, papel higiénico), así como artículos de limpieza del hogar.

Ya que Manuel se ha movido hacia la frontera norte del país a Sinaloa, durante el fin de semana, la Cruz Roja Mexicana, en coordinación con las autoridades gubernamentales, está en alerta con unos 350 voluntarios y el personal dispuesto a ayudar con las evacuaciones de emergencia de la apertura de refugios.

“Lo que ha sido increíble durante esta respuesta es la solidaridad del pueblo mexicano. Hemos visto a muchas personas vienen a los centros de acopio y espontáneamente ofrecen voluntariamente su tiempo para ayudar a quienes más lo necesitan,” señaló Fernando Suinaga Cárdenas, Presidente nacional de la Cruz Roja Mexicana.

Un video publicado en el sitio web de la Cruz Roja Mexicana comparte algunas tomas de uno de los centros de acopio, donde los voluntarios espontáneos trabajan juntos con la Cruz Roja para empaquetar alimentos y artículos de higiene para ser entregados a los más necesitados. “Es simple hecho de ser poder ayudar a alguien, y el querer ayudar,” nos dice Jorge Antonio, uno de los voluntarios espontáneos trabajando en uno de los muchos centros de acopio.

“Los voluntarios son el pilar de la Cruz Roja Mexicana y es gracias a ellos que podemos ayudar a nuestros hermanos en desgracia, son personas que han hecho de su proyecto de vida la vocación de ayudar a quien más lo necesita sin recibir nada a cambio, e incluso, arriesgando su propia vida,” agregó Fernando Suinaga Cárdenas.

Dada la probabilidad que el mal tiempo continuará durante esta temporada de huracanes, la sede de la Cruz Roja Mexicana y todas sus filiales en las zonas que se encuentran en la ruta de las tormentas, se mantendrán en alerta y listas para brindar asistencia inmediata.

La Cruz Roja seguirá su monitoreo de la situación y se mantiene preparada para aumentar su respuesta de ser necesario. De igual forma, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja mantiene estrecha comunicación con la Cruz Roja Mexicana y cuenta con su personal de respuesta a desastres quienes están listos para responder en los días venideros.




Mapa


La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja es la mayor organización humanitaria del mundo, con 190 sociedades miembros. Siendo uno de los componentes del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, nuestra labor se rige por los siete principios fundamentales: humanidad, imparcialidad, neutralidad, independencia, voluntariado, unidad y universalidad.