Iniciativas de preparación en América Latina y el Caribe

Publicado: 23 octubre 2012 10:21 CET

Por Tamara Braunstein

Cuando la Depresión Tropical 12-E pasó por Centroamérica en octubre de 2011, dejando a su paso fuertes lluvias e inundaciones mortales, Salvador Molina y su comunidad de Santa María, El Salvador, se apresuraron a brindar ayuda a la vecina ciudad Chilama Sur.

“Antes de que la Cruz Roja llegara aquí, no siempre estábamos seguros de que hacer. Gracias a Dios en ese momento no teníamos víctimas fatales o daños en las viviendas, pero fue una gran experiencia poder ayudar a nuestros vecinos cuando estábamos bien", dijo Molina.

A través del programa de actividades de Reducción de Riesgos en América Latina (LARRA, por sus siglas en inglés), las comunidades de Santa María y Chilama Sur recibieron entrenamiento sobre cómo prepararse y responder a los desastres más comunes en la región, tales como huracanes, inundaciones y terremotos.

En la región de América Latina y el Caribe, donde en el 2012, más de 12 millones de personas fueron afectadas por desastres, la Cruz Roja Americana está trabajando con otras sociedades de la Cruz Roja a través de LARRA y otras iniciativas de preparación para desastres con el fin de construir comunidades más seguras y resilientes en 10 países.

Con el aumento que se prevé en la frecuencia y severidad de los desastres en un futuro próximo, se vuelve aún más necesario que las comunidades más vulnerables del mundo estén mejor preparadas. Trabajando con los equipos de campo locales, la Cruz Roja Americana está capacitando a las comunidades sobre mejores prácticas para la mitigación de desastres, desde atornillar los muebles a las paredes y asegurar los techos, hasta reforzar las zonas de inundaciones y la excavación de canales de drenaje.

"Trabajamos con las comunidades para identificar las principales necesidades, vulnerabilidades y recursos existentes con el fin de conseguir una mejor comprensión de cómo podemos fortalecer la resiliencia desde antes que ocurra un desastre en la región", dijo Guillermo García, director de la región de América Latina y el Caribe para la Cruz Roja Americana.

La Cruz Roja Americana está dando el siguiente paso para salvar vidas mediante su programa de preparación para desastres con un innovador enfoque integrado. A lo largo del próximo año, más de 100 comunidades en 10 países de América Latina y el Caribe estarán participando en evaluaciones diseñadas para aumentar el compromiso de los residentes a determinar sus vulnerabilidades y así trazar el mejor camino para aumentar su capacidad de resiliencia en desastres.

"Con la nueva evaluación que estamos lanzando, queremos adoptar un enfoque más integral en nuestros programas, que incluyen la preparación para desastres, agua y saneamiento, vivienda, salud y medios de vida", dijo García. "El resultado final va a informar no sólo a nuestra región, sino también a nuestros socios y los programas de la Cruz Roja Americana en todo el mundo, sobre la forma más efectiva de tomar en cuenta los resultados de la evaluación y responder a las necesidades de la comunidad, con el fin de acercarnos a nuestro objetivo final de crear comunidades más resilientes".




Mapa


La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja es la mayor organización humanitaria del mundo, con 190 sociedades miembros. Siendo uno de los componentes del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, nuestra labor se rige por los siete principios fundamentales: humanidad, imparcialidad, neutralidad, independencia, voluntariado, unidad y universalidad.