Japón: El hospital de la Cruz Roja es un rayo de luz en medio del horror del tsunami

Publicado: 13 marzo 2011 16:11 CET

Patrick Fuller por teléfono de Ishinomaki, prefectura de Miyagi, Japón
2.00 hora local

Hoy estuve en el hospital de Ishinomaki de la Cruz Roja Japonesa; literalmente es un rayo de luz en una ciudad sin electricidad. El tsunami se tragó casi la mitad de Ishinomaki que tiene unos 165.000 habitantes.
El hospital de la Cruz Roja es la principal instalación médica de la región que presta cruciales servicios de salud a la población de más de 100 kilómetros a la redonda.

La operación se sigue centrando en las tareas de búsqueda y rescate contra reloj para salvar a quienes tal vez hayan quedado atrapados bajo colosales montones de escombros y estén heridos.

Aquí nadie habla ni especula sobre la cantidad de personas que pueden haber perdido la vida. Sabemos que el número será alto, pero por ahora se trata de salvar a los damnificados. Recuperar cadáveres será la segunda gran fase de esta operación de socorro.

Hay real preocupación por los ancianos que fueron gravemente afectados y son muy vulnerables a la hipotermia. Japón es un país con un alto porcentaje de personas mayores y la Cruz Roja hará cuanto esté a su alcance para ayudarles a atravesar esta terrible experiencia.

En el hospital de la Cruz Roja no se deja un solo espacio sin utilizar. Médicos exhaustos duermen junto a pacientes heridos. Voluntarios capacitados vinieron de todos los rincones del país y trabajan las 24 horas en cuatro turnos. Aún siguen acogiendo a cantidad de personas heridas que necesitan atención médica; los heridos llegan a pie, en helicóptero o transportados por sus conciudadanos. 

Estoy a unos cinco kilómetros de la zona más castigada. Iré para allí al amanecer para evaluar la situación y que mis colegas de la Cruz Roja me indiquen las mayores dificultades con las que tropiezan.

Como si aquí las cosas no fueran suficientemente graves, llegan noticias de que la central nuclear de Onagawa, tan solo a 15 kilómetros al este de donde estoy, fue seriamente dañada y hay excesivos niveles de radiación.
Prácticamente, todo esto supera el entendimiento, pero seguiré el ejemple de mis colegas de la Cruz Roja Japonesa y me concentraré plenamente en la labor inmediata: salvar a damnificados tratando a heridos, desplazados y huérfanos.

Patrick Fuller, gerente de comunicaciones de la FICR para Asia y el Pacífico, está en el terreno y se le puede contactar por estos medios:

Móvil: +81 90 9820 8697
Tel. sat. +88 16 2241 0824
Correo-e: patrick.fuller@ifrc.org




Mapa


La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja es la mayor organización humanitaria del mundo, con 190 sociedades miembros. Siendo uno de los componentes del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, nuestra labor se rige por los siete principios fundamentales: humanidad, imparcialidad, neutralidad, independencia, voluntariado, unidad y universalidad.