El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja se adjudicó un premio

Publicado: 14 junio 2012 16:50 CET

Ayer, el Movimiento  internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja recibió el  Premio Príncipe de Asturias 2012 de Cooperación Internacional. Los Premios Príncipe de Asturias son dados a individuos, grupos o instituciones que trabajan en los sectores científicos, técnicos, culturales, sociales y humanitarias. El premio de Cooperación Internacional se confiere a aquellos que hacen una notable contribución internacional en salud, educación, protección del medio ambiente y el desarrollo social o económico.

Tadateru Konoé, presidente de la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, dijo que él tuvo el honor de recibir el premio en nombre de las 187 Sociedades Nacionales y los  13 millones de voluntarios que trabajaron para llevar alivio y consuelo a las personas vulnerables en todo el mundo.

"Mediante nuestro trabajo humanitario, pretendemos fortalecer la capacidad de recuperación de las comunidades, responder a las situaciones de desastre y fomentar una cultura de paz alrededor del mundo," dijo. "Este reconocimiento de nuestro trabajo con la concesión del Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional es un gran honor que nos sentimos orgullosos de compartir con nuestros socios del Movimiento”.

La Fundación Príncipe de Asturias se constituyó en la ciudad de Oviedo en 1980. Los Premios Príncipe de Asturias están destinados a galardonar la labor científica, técnica, cultural, social y humana realizada por personas, instituciones, grupos de personas o de instituciones en el ámbito internacional y se conceden en ocho categorías diferentes: Artes, Letras, Ciencias Sociales, Comunicación y Humanidades, Investigación Científica y Técnica, Cooperación Internacional, Concordia y Deportes.




Mapa


La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja es la mayor organización humanitaria del mundo, con 190 sociedades miembros. Siendo uno de los componentes del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, nuestra labor se rige por los siete principios fundamentales: humanidad, imparcialidad, neutralidad, independencia, voluntariado, unidad y universalidad.