La Asociación de Estados del Caribe se reúne con UNISDR y FICR para hablar Cooperación Regional

Publicado: 15 marzo 2016 23:33 CET

Las comunidades del Caribe viven bajo la constante amenaza de fenómenos naturales, como los huracanes, inundaciones, actividad volcánica y terremotos.  Los riesgos que encaran estas comunidades no solo tiene implicaciones en su seguridad física, pero también en sus propiedades, sus medios de vida y su capacidad de recuperación y superación ante el daño que ocasionan estos fenómenos.  Se reconoce cada vez más que, a largo plazo, las comunidades deben ser los actores principales en su gestión de riesgo y que las organizaciones humanitarias deben de trabajar con las comunidades como socios iguales para lograr una resiliencia local, nacional y regional.  Asimismo, las organizaciones humanitarias reconocen que la colaboración entre ellas es clave para rendir esfuerzos integrales de gestión de resiliencia comunitaria.

Con esta visión compartida de trabajo comunitario e interinstitucional, el Embajador Alfonso Múnera, Secretario General de la Asociación de Estados del Caribe (AEC) visitó las oficinas regionales de Américas de la Federación Internacional de las Sociedades de la Cruz Roja y Media Luna Roja (FICR) en la ciudad de Panamá el pasado 23 de febrero 2016.  En esta visita, el Embajador Múnera aprovechó para reunirse con actores regionales en materia de la reducción de riesgo de desastre, incluyendo personal de FICR liderado por Walter Cotte Witingan, Director Regional para las Américas, y personal de la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastre (UNISDR), liderado por Ricardo Mena, Director de la Oficina Regional de las Américas.

La meta de este encuentro fue la discusión y el intercambio de ideas entre las tres organizaciones sobre la promoción de la resiliencia en comunidades del Caribe, orientados hacia la gestión de desastres y la adaptación al cambio climático.

El trabajo de AEC, UNISDR y FICR coinciden en aumentar las acciones comunitarias en el Caribe a través la Coalición de los Mil Millones para la Resiliencia, un llamado global para la formación de coaliciones entre sectores a todo nivel para trabajar juntos hacia la meta de lograr que un mil millón de personas alrededor del mundo sean más resilientes para el 2025.  Se conversó sobre las vulnerabilidades y los riesgos relacionados al cambio climático que enfrentan las comunidades Caribeñas, dónde queda claro la necesidad de trabajar en la protección de los ecosistemas locales para fortalecer los mecanismos naturales de prevención de desastre.  También se abordó la alienación de los marcos de gestión de riesgo de los países en la región y como cada una de las tres entidades pudiera complementar el trabajo entre todos bajo el marco Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres.

Actualmente, UNISDR y FICR participan en múltiples proyectos en el Caribe juntos con la Comisión Europea de Ayuda Humanitaria y Protección Civil (ECHO) bajo el marco DIPECHO, desarrollando iniciativas comunitarias de adaptación al cambio climático, planes de acción nacional y regional y el fomento de la resiliencia.  FICR también está desarrollando una propuesta regional en el Caribe con The Nature Conservancy (TNC), organización mundial sin fines de lucro dedicada a la conservación de la biodiversidad y el medioambiente, para ejecutar proyectos de acciones comunitarias basadas en adaptaciones ecológicas y ambientalistas para reducir los riesgos de los desastres motivados por el cambio climático.

Por su parte, el Embajador Múnera compartió que la próxima cumbre de jefes de estado del Caribe en junio sería una excelente oportunidad para presentar una propuesta sobre trabajo colaborativo entre las tres instituciones concretada en un plan de acción sobre adaptación al cambio climático  y la resiliencia de las comunidades en el Caribe, además de tener alguna sesión dedicada a discusiones sobre estos temas.  Las conversaciones llegaron a  tomar una perspectiva global al considerar necesario la promoción de un espacio de intercambio de experiencias entre el Caribe y las islas del Pacífico, región que enfrenta riesgos y vulnerabilidades similares al ser Pequeños Estados Insulares en Desarrollo (SIDS, por sus siglas en inglés).

La visita del Embajador Múnera concluyó con un recorrido de las oficinas regionales de FICR, donde se aprovechó para dar a conocer las ambiciones compartidas de las tres organizaciones en el Caribe.




Mapa


La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja es la mayor organización humanitaria del mundo, con 190 sociedades miembros. Siendo uno de los componentes del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, nuestra labor se rige por los siete principios fundamentales: humanidad, imparcialidad, neutralidad, independencia, voluntariado, unidad y universalidad.