Premios que recompensan notables acciones humanitarias de voluntarios y Sociedades Nacionales

Publicado: 25 noviembre 2011 17:28 CET

En el marco del XVIII período de sesiones de la Asamblea General de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) tuvo lugar una  ceremonia especial para honrar a un selecto número de voluntarios y Sociedades Nacionales por sus notables acciones en el campo humanitario. Entregados durante la asamblea bienal de la FICR, en la que este año participan delegados de las 187 Sociedades Nacionales, los premios son una oportunidad de reconocer logros excepcionales en el Movimiento.

Desde 2003, el premio Henry Davison, que lleva el nombre del fundador de la FICR, se otorga a personas y Sociedades Nacionales por su excepcional labor para mejorar la vida de los más vulnerables mediante iniciativas que amplían la capacidad de dichas Sociedades, ya sea a título individual o de la red, lo que refuerza la FICR en su conjunto.

Este año se sumaron a los galardonados con dicho premio, el Dr. Kee-Sun Ham, miembro del Comité Nacional de la Cruz Roja de la República de Corea y el Dr. Ivan Usichenko, Presidente de la Cruz Roja Ucrania.

A fin de reconocer el valor de los voluntarios en la consecución de los esfuerzos humanitarios, la FICR otorga el Premio de Desarrollo del Voluntariado a las Sociedades Nacionales en tres categorías; las seleccionadas tuvieron éxito en captar e incorporar voluntarios en el desarrollo comunitario, o bien, demostraron contar con eficientes sistemas de gestión de voluntarios.

La Cruz Roja Alemana fue galardonada por su impresionante sistema central de gestión de voluntarios que permite a los jefes de los equipos voluntarios solventar servicios de todas partes y en todo momento. Save a mate, programa bandera de la Cruz Roja Australiana obtuvo el premio por hacer participar a los jóvenes en la prevención de cuestiones que les afectan directamente y la consiguiente respuesta. Asimismo, la Media Luna Roja Pakistaní y la Cruz Roja Ugandesa fueron recompensadas por sus excepcionales programas de gestión de desastres.

Varias Sociedades Nacionales también recibieron el Premio de la Juventud por sus programas extraordinarios para mejorar el papel de los jóvenes como agentes del cambio en su respectiva comunidad.

La Cruz Roja Costarricense fue retribuida por la inauguración de La aventura de ser joven, emisora de radio en línea de la que se ocupa la Juventud de la Sociedad Nacional. La emisora, que cuenta con jóvenes oyentes de distintos horizontes, sensibiliza sobre las actividades de la Cruz Roja, incluidas la prevención de desastres y de la violencia, la seguridad vial y la salud.

La Cruz Roja Búlgara fue recompensada por el proyecto Juntos por una vida mejor que congrega a jóvenes de distinto origen étnico a quienes se imparte formación de educadores de pares con el objetivo de eliminar prejuicios y promover una cultura de tolerancia y diversidad.

La Cruz Roja Irlandesa fue galardonada por un proyecto de sensibilización sobre el VIH/SIDA en el que se formar educadores de pares y que, además de ser sensible las diversas creencias religiosas, se puede modificar para que corresponda a distintos grupos etarios. Dicho proyecto fue creado por la Juventud de la Sociedad Nacional que también lo lleva a cabo.

La Cruz Roja Filipina fue retribuida por la forma de sensibilizar a sus voluntarios de la juventud sobre el impacto y los efectos adversos del cambio climático. Defiende, planta y cuida los manglares y nuestro medio ambiente, es un taller de formación de cinco días que tiene por objetivo rehabilitar y desarrollar zonas de manglares y, en última instancia, crear viveros de manglares para sostener el proyecto.




Mapa


La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja es la mayor organización humanitaria del mundo, con 190 sociedades miembros. Siendo uno de los componentes del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, nuestra labor se rige por los siete principios fundamentales: humanidad, imparcialidad, neutralidad, independencia, voluntariado, unidad y universalidad.