Se insta a los Estados a establecer sólidas leyes que protejan a los migrantes

Publicado: 29 noviembre 2011 16:00 CET

Faye Callaghan

Se ha de garantizar a las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y la Media Luna Roja el acceso a los migrantes vulnerables que se proponen ayudar, se sostuvo en la XXXI Conferencia Internacional.   La migración fue un tema candente en la reunión de Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, Estados y observadores que tiene lugar esta semana. Los representantes de las Sociedades Nacionales de Indonesia, México y Túnez se refirieron a las dificultades de asistir a los migrantes y la forma en que enfocan su labor, aportando una perspectiva de humanidad al debate.

Si bien la revolución tunecina dio lugar a manifestaciones en todo el mundo árabe, los disturbios solo duraron cuatro semanas. Por el contrario, la rebelión en la vecina Libia duró nueve meses y obligó a 1.400.000 personas a huir a Túnez. La pequeña Media Luna Roja Tunecina admite que no estaba preparada para una afluencia de tales proporciones. Tahar Cheniti, Secretario General, dijo que a pesar de los recursos limitados, su Sociedad Nacional tenía un deber que cumplir. “Hubo una solidaridad masiva del pueblo tunecino que abrió sus casas y ofreció alimentos y refugio”, explicó.

Muchos migrantes querían seguir camino a Europa donde tenían la esperanza de encontrar trabajo, pero 2.500 personas murieron durante la travesía del Mediterráneo en embarcaciones atestadas. “Aún estamos tramitando solicitudes de familias que buscan parientes”, indicó el Sr. Cheniti. Visto que unos 3.500 refugiados permanecen en Túnez, entre ellos somalíes que no tienen dónde ir, la Sociedad Nacional entabló conversaciones con universidades para que haya personas que reflexionen sobre la integración social y los derechos humanos. También organizó seminarios para jueces a fin de asegurar que se respeten los derechos jurídicos de los migrantes.

En México, la situación es distinta porque muchos sudamericanos y centroamericanos pasan por el país para ir a buscar familiares o puestos de trabajo en Estados Unidos. “En el trayecto, muchos migrantes se enfrentan a la violencia y otros problemas. Los niños, en particular, son cada vez más vulnerable”, señaló Carlos Freaner Figueroa de la Cruz Roja Mexicana que presta servicios médicos a lo largo de las principales vías de tránsito, en muchos casos líneas ferroviarias, y ofrece comida a quienes la necesitan.

En otro continente, la Cruz Roja Indonesia planifica un nuevo programa para apoyar trabajadores del servicio doméstico que encuentran problemas cuando son empleados en otros países. En muchos casos, el empleador se queda con el pasaporte y el teléfono móvil de esos migrantes que, entonces, no tienen cómo pedir ayuda. Budi Adiputro, Secretario General, informó que, según estimaciones, hay 3.300.000 indonesios trabajando en el servicio doméstico de otros países, y alrededor de 142.000 tuvieron problemas. El nuevo programa de la Sociedad Nacional tiene por objetivo apoyar a los migrantes antes que partan instruyéndoles sobre la cultura y las leyes del país de destino, impartiéndoles formación en primeros auxilios y vinculándoles con servicios de apoyo en dicho país.

El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja hizo propuestas concretas sobre migración a los representantes estatales que participan en la Conferencia Internacional y pidió que todos los Estados se aseguren de contar con leyes y reglamentos que permitan a las Sociedades Nacionales acceder a todos los migrantes, independientemente de su situación jurídica. Asimismo, los Estados deberían garantizar la seguridad y la protección de todos los migrantes en las fronteras y trabajar con las Sociedades Nacionales para mejorar la cohesión social, lo que contribuirá a evitar la discriminación y la xenofobia.

Por último, se pidió a los Estados que colaboraran y forjaran alianzas con el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja para crear consenso sobre la respuesta humanitaria a la migración y reforzar las actividades de asistencia y protección.




Mapa


La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja es la mayor organización humanitaria del mundo, con 190 sociedades miembros. Siendo uno de los componentes del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, nuestra labor se rige por los siete principios fundamentales: humanidad, imparcialidad, neutralidad, independencia, voluntariado, unidad y universalidad.