Sociedades Nacionales de la Media Luna Roja en acción durante el mes del Ramadán

Publicado: 23 agosto 2012 9:10 CET

La Media Luna Roja Qatarí llevó a cabo operaciones tanto en su país como en el extranjero durante el mes santo del Ramadán.

Dicho mes es una importante celebración mundial para más de 1.500 millones de personas y, como tal, forma parte de la labor y la cultura de muchas Sociedades Nacionales de la Media Luna Roja.

A fin de marcar el mes del Ramadán quisimos destacar algunos cambios que hubo esta vez en la labor del personal y los voluntarios de esas Sociedades Nacionales y también reseñar algunas actividades realizadas en varios países.

Qatar

Saleh Al Muhannadi, Secretario General de la Media Luna Roja Qatarí, comentó que no solo es un mes de reflexión sino también de gentileza, altruismo, compasión y misericordia, la propia esencia de la misión humanitaria del Movimiento. “Aunque se trata de un mes de autorrefelexión, el Ramadán es también un período de congregar estrechamente a familias y comunidades. Por ejemplo, la tradición consiste en romper el ayuno diario después de la oración del Magreb en compañía de seres queridos y vecinos. Esa comida se llama Iftar, que literalmente significa desayuno. En preparación del ayuno del día siguiente, nuestra costumbre es quedarnos levantados con amigos y familiares para tomar juntos la comida de antes del amanecer que se denomina Suhoor.”

En lo que respecta a las actividades laborales, el secretario general indicó que durante ese mes, la Media Luna Roja se ocupó de tres grupos: familias qataríes que luchan, trabajadores migrantes que están solos y lejos de su tierra, y público en general. Se organizó un zoco (o mercado) especial del Ramadán donde las familias podían vender sus artesanías y, llegado el caso, se les ofrecían subvenciones en efectivo para que pudieran participar; cerca de la oficina de Doha de la Media Luna Roja también se instaló una tienda de campaña con capacidad para servir cada noche el Iftar a 2.500 personas que estaban lejos de su tierra.

Cada día  hubo actividades para el público en torno al zoco, incluidas sesiones de formación en primeros auxilios, sensibilización sobre la diabetes y una ceremonia especial en honor de los denodados voluntarios de la Media Luna Roja.

Tras señalar que la organización se proponía llegar a todos los sectores de la comunidad, el Sr. Al Muhannadi comentó: “Consideramos que el Ramadán en un medio de congregar a la gente, compartir tradiciones e inspirar un sentido de comunidad en ese grupo tan diverso.”

Además de la labor en su país la Media Luna Roja Qatarí organizó un plan de distribución de alimentos del Ramadán en otros 19 países, entre ellos, Bosnia, China, Comoras, Macedonia, Sudán y Yemen.

Palestina

La Media Luna Roja Palestina realizó varios programas de voluntarios a lo largo del mes para asistir y apoyar a quienes iban a orar en la Cúpula de la Roca y la Mezquita de Al-Aqsal. La organización estaba a mano para ocuparse de los trastornos que podía ocasionar la enorme muchedumbre en torno a los lugares santos y también prestó primeros auxilios y servicios de ambulancia para transportar a los afectados a hospitales de Jerusalén. 

En la zona de Al-Khalil, más de 80 voluntarios de la Media Luna Roja Palestina facilitaron el acceso de los ciudadanos a la  mezquita de Abraham (Al Haram al-Ibrahimi) y otros perpetraron la tradición ancestral del “Musaharati” que recorre las calles y despierta a los vecinos a golpe de tambor para que oren y tomen el suhor. 

Ismail Mehanna, uno de los voluntarios que participó en esas actividades comentó: “Nuestro objetivo era ofrecer comodidad a quienes observan el mes del Ramadán, las oraciones y las expresiones de agradecimiento nos bastan para seguir haciendo más y devolverle la vida a esta vieja ciudad.”

Arabia Saudita

La Media Luna Roja de Arabia Saudita tiene un claro enfoque regional, pues además de apoyar la prestación de asistencia y primeros auxilios a los 2.000.000 de visitantes de las santas mezquitas de la Meca y Medina, organizó una campaña para apoyar a la población de Siria. 
En el marco de esa campaña lanzada el 1 de agosto, ya se recaudaron más de 133,3 millones de dólares y la Sociedad Nacional, que forma parte del comité nacional de la misma, presta asistencia humanitaria – incluida la distribución de alimentos, medicamentos, ropa, mantas y tiendas de campaña– a miles de personas que cruzaron la frontera de Siria a Jordania.

Libia

En la Media Luna Roja Libia, el Ramadán es la época de mayor actividad anual, con casi el doble de operaciones que en cualquier mes normal. Mohammed Qana, voluntario y coordinador de la juventud de la filial de Nalut de la Media Luna Roja, indicó que además de ofrecer el Iftar a 4.000 personas durante todo ese mes, la Sociedad Nacional participó en la organización y promoción de una gama de actividades destinadas a congregar a la comunidad, incluidos un torneo de fútbol y eventos culturales.

En el pasado, la filial de Bengasi procuraba ofrecer prendas de vestir –nuevas y usadas– a familias necesitadas de la ciudad. Ahora bien, recientemente, se decidió convertir la totalidad del proyecto en el Mercado de la Media Luna Roja Libia, “mercado gratuito” donde cada cual pueden elegir la ropa que necesita según su estilo y su talle. Ziad Drissi, supervisor del proyecto, explicó: “Hace dos años, se nos ocurrió ofrecerles la oportunidad de elegir la ropa conforme a los diseños y talles de cada uno; el éxito de la idea llevó a aplicarla este año y, así, la gente se siente más cómoda.” La Sociedad Nacional decidió ofrecer incluso el transporte a muchos familias para asegurarse que puedan ir a dicho mercado.

Túnez

En Túnez, la planificación comenzó mucho antes del Ramadán, pues la Media Luna Roja inició una campaña de recaudación de fondos para apoyar sus esfuerzos durante ese mes. Los voluntarios también utilizaron ese tiempo para identificar a aquellas familias que necesitaban más apoyo. Durante el Ramadán, la organización ofreció el Iftar a cientos de personas en su sede central y en el propio hogar a aquellas que no podían salir. La Sociedad Nacional señaló que algunas personas de bajos ingresos tienen que luchar por conseguir comida suficiente porque durante el Ramadán el precio de los alimentos tiende a aumentar y la carne puede escasear.
La Media Luna Roja Tunecina también prestó servicios de abastecimiento de agua, en particular a personas mayores y niños pequeños que pueden sufrir trastornos a causa del calor veraniego.




Mapa


La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja es la mayor organización humanitaria del mundo, con 190 sociedades miembros. Siendo uno de los componentes del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, nuestra labor se rige por los siete principios fundamentales: humanidad, imparcialidad, neutralidad, independencia, voluntariado, unidad y universalidad.