Adopción del nuevo emblema

1. ¿Cómo se adoptó el Protocolo III adicional?

La Conferencia Diplomática que consideró el proyecto del Protocolo III adicional se celebró después de que el Magen David Adom y la Media Luna Roja Palestina hubieran firmado un memorando de entendimiento. En ese momento, ninguna de las dos era miembro del Movimiento, pero ambas querían establecer su propia cooperación para preparar el terreno para llegar a serlo.

Tras un debate en el cual, entre otras cosas, se hizo referencia a algunas cuestiones que no estaban relacionadas con el protocolo en sí, pero que eran causa de preocupación en la región, la propuesta de adoptar el proyecto se sometió a votación. Para que fuera adoptado hacía falta una mayoría de dos tercios de los delegados presentes y votantes; 78% votó a favor.

A mediados de julio de 2006, 72 Estados habían firmado el Protocolo III adicional, dos lo habían ratificado y varios otros habían avanzado bastante en el procedimiento parlamentario de ratificación. Por lo tanto, entrará en vigor oficialmente, el 14 de enero de 2007.

2. Enmienda de los Estatutos del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja

Una vez adoptado el Protocolo III adicional, era preciso enmendar los Estatutos del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja para poder usar el emblema adicional. Del 20 al 22 de junio de 2006 tuvo lugar la XXIX Conferencia Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, que congregó a representantes de los Estados Partes en los Convenios de Ginebra, el Comité Internacional de la Cruz Roja, la Federación Internacional y las Sociedades Nacionales que la integran. En dicha conferencia se aprobó por votación la resolución propuesta, que contenía tres puntos, a saber: enmendar los Estatutos del Movimiento, dar el nombre de “cristal rojo” al emblema adicional y solicitar al CICR y a la Federación Internacional que reconocieran y admitieran en el Movimiento a la Media Luna Roja Palestina en calidad de miembro de pleno derecho.

3. ¿Quién decide sobre el reconocimiento y la admisión de nuevos miembros en el Movimiento?

Para ser reconocida por el CICR, la Sociedad Nacional tiene que reunir los 10 requisitos estipulados en los Estatutos del Movimiento; una vez reconocida, puede solicitar la afiliación a la Federación Internacional cuya Asamblea General decide al respecto.

Un comité conjunto de expertos verifica si la Sociedad solicitante cumple con esos requisitos y asesora al CICR y la Federación.

El 22 de junio de 2006, en la sesión de clausura de la XXIX Conferencia Internacional, Jacob Kellenberger, Presidente del CICR, anunció el reconocimiento oficial del Magen David Adom de Israel y la Media Luna Roja Palestina.

Por solicitud de Juan Manuel Suárez del Toro, Presidente, la Asamblea General de la Federación Internacional se reunió inmediatamente y ambas Sociedades Nacionales fueron admitidas por aclamación en calidad de miembros de pleno derecho.

La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja es la mayor organización humanitaria del mundo, con 189 sociedades miembros. Siendo uno de los componentes del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, nuestra labor se rige por los siete principios fundamentales: humanidad, imparcialidad, neutralidad, independencia, voluntariado, unidad y universalidad.