Comunicado de la Cruz Roja Haitiana, el Comité Internacional de la Cruz Roja y la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja sobre la protección de la misión médica

The international Emergency Response Unit hospital deployed as part of the earthquake emergency appeal launched by the IFRC in August 2021 has supported more than 3500 people.

El hospital internacional de la Unidad de Respuesta a Emergencias desplegado como parte del llamamiento de emergencia por el terremoto en agosto de 2021 ha apoyado a más de 3.500 personas.

Foto: IFRC/Adriano Valenti

Puerto Príncipe, 28 de octubre de 2021

Los acontecimientos de violencia armada y la interrupción de la distribución de combustible siguen golpeando a Haití y tienen consecuencias humanitarias para la población y su acceso a los servicios básicos, en particular los de salud.

Los cortes de electricidad están dificultando el funcionamiento de las estructuras, bienes y servicios médicos. La atención en pediatría, maternidad, traumatología, urgencias y atención hospitalaria corre el riesgo de quedar completamente interrumpida. La prestación de asistencia también se ve afectada por la imposibilidad de que el personal sanitario se desplace al trabajo. 

El suministro de gasóleo a los hospitales es urgente para garantizar la seguridad de los pacientes y el funcionamiento de los generadores y, por tanto, para salvar vidas.

La Cruz Roja Haitiana, con el apoyo de sus socios del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, está trabajando activamente en la respuesta a las consecuencias humanitarias del terremoto que afectó a la región sur del país. Un hospital de emergencia se ha desplegado y está recibiendo más de 100 pacientes diarios. Su funcionamiento también está en riesgo debido a la falta de disponibilidad de combustible.

El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja desea recordar que el trabajo del personal médico, los medios de transporte y la infraestructura médica deben ser respetados y protegidos y no debe ser impedidos ni obstruidos. A ellos se les ha confiado la misión de prevenir y aliviar el sufrimiento humano de las personas heridas o enfermas, estén donde estén.

El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja es un organismo neutral, imparcial e independiente. Su misión es proteger la vida y la dignidad de las víctimas de desastres, conflictos armados u otras situaciones de violencia, proporcionando ayuda y asistencia siempre que sea necesario. En este sentido, el respeto al emblema de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, las ambulancias y el personal humanitario, incluyendo los voluntarios y voluntarias, es crucial para el respeto de los principios humanitarios.