IFRC y la Cruz Roja Panameña trabajan en conjunto para apoyar a Panamá en la respuesta a COVID-19

Con el apoyo de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC), la Cruz Roja Panameña ha estado trabajando en su fortalecimiento institucional y operacional con el fin de ampliar su oferta de servicios a Panamá no sólo en la respuesta a COVID-19 sino también en atención a poblaciones migrantes, preparación para la temporada de lluvia así como otras acciones a nivel comunitario.

Como parte de la respuesta a COVID-19 la Cruz Roja Panameña recibió inicialmente en el marco del llamamiento Internacional de la IFRC, 25 mil francos suizos en efectivo y más de 15 mil francos suizos en equipos de protección. Debido al incremento de casos, la Cruz Roja Panameña ha revisado su plan de acción COVID-19 y la Federación Internacional ha dispuesto aumentar el apoyo a la Sociedad Nacional a 50 mil francos suizos más, para que pueda ejecutar acciones en apoyo psicosocial, cupones de alimentos, mensajes claves y servicios sanitarios comunitarios a las personas afectadas directa o indirecamente por el COVID-19. Además, donará próximamente de 2 ambulancias y realizará una nueva entrega de equipo de protección personal por el monto de 40 mil francos suizos.

“La IFRC está comprometida con Panamá y con la Cruz Roja Panameña. La presencia de la IFRC en el Hub Humanitario de Panamá nos obliga a acompañar el fortalecimiento de nuestra sociedad nacional local y potenciar las fortalezas del Hub no sólo a nivel logístico, sino fundamentalmente a nivel de cooperación, capacitación y manejo de la información oportuna que permita la toma de decisiones basadas en evidencia. Estamos comprometidos con Panamá, por eso ponemos a disposición del país el conocimiento y la experiencia de la red humanitaria más grande del mundo, para trabajar en prevención y mitigación, y así juntos recuperarnos de esta pandemia que mantiene en aislamiento al país”, comentó Walter Cotte, Director para América de la IFRC.

Por su parte, Elías Solís, Presidente de la Cruz Roja Panameña señaló, “La Cruz Roja Panameña está haciendo los esfuerzos necesarios de fortalecimiento institucional para ofrecerle a Panamá una diversificación de servicios y programas de calidad que no sólo nos permitan aportar a la respuesta nacional de la contingencia actual, sino también continuar trabajando en el fortalecimiento de la resiliencia comunitaria. Para nosotros es una ventaja tener a la oficina Regional para América de la IFRC en Panamá, no sólo para nuestra institución sino para la República de Panamá en general porque nos podemos beneficiar de los conocimientos técnicos y la capacidad de articulación de la IFRC con socios no sólo del Movimiento Internacional de la Cruz Roja sino del sistema de Naciones Unidas, así como donantes a nivel global”.

La IFRC en conjunto con la Cruz Roja Panameña y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) han estado apoyando los esfuerzos del gobierno panameño en la atención de migrantes Se encuentran en situación de extrema vulnerabilidad en el Darién. La IFRC mantiene un llamamiento regional en materia de migración. A través de este llamamiento la Cruz Roja Panameña ha solicitado la ampliación de los fondos para realizar compras mayores de insumos a través del Hub logístico, con la finalidad de ofrecer la asistencia humanitaria requerida.

Las acciones de migración y atención a comunidades de acogida han sido ampliadas gracias a una alianza con UNICEF y otros socios internos y externos, a través de la cual se han beneficiado 12.700 personas en atenciones de salud, se han alcanzado más de 38 mil personas con más de 2,4 millones de litros de agua segura, 700 personas han sido beneficiadas con el suministro de materiales y herramientas para la construcción de refugios de emergencia, implementación de un sistema de distribución que atiende a 1.600 personas que reciben distribuciones diarias, además se han distribuido más de 4.300 paquetes de productos de limpieza e higiene y almacenamiento de agua, y con el apoyo del CICR unas 200 personas han sido asistidas por el programa de Restablecimiento de Contactos Familiares. También se ha distribuido información confiable sobre COVID-19 y la situación legal de los migrantes y sobre los detalles de su estadía en el refugio alcanzando a más de 19 mil personas.

“La situación de los migrantes en toda la región es muy preocupante, y estas personas por lo general tiene poco acceso a los sistemas de salud y a las medidas mínimas preventivas para el COVID-19 y expuestos a otros riesgos de protección que incrementan su vulnerabilidad, por eso desde la Cruz Roja en América estamos haciendo esfuerzos para que las poblaciones migrantes, así como otras poblaciones vulnerables como las comunidades indígenas, los adultos mayores, las personas LGBTQI, las personas que viven con VIH y las personas con discapacidad, sean consideradas en todos los planes de respuesta a la pandemia en la región”, señaló Walter Cotte.