Respondiendo a desastres


El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja tiene su fundamento en un ideal: aliviar el sufrimiento humano a quienquiera que afecte, y donde y comoquiera que se produzca. En todo momento, los siete Principios Fundamentales constituyen la base de la actuación del Movimiento. En términos más generales, el Movimiento reexamina y perfecciona constantemente su forma de trabajar, a fin de asegurar que sus acciones beneficien al máximo a las personas que pretende servir.

En el Código de conducta relativo al socorro en casos de desastre para el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y las organizaciones no gubernamentales se expresa más detalladamente la ética de la acción humanitaria. Este Código de conducta fue elaborado en 1994 por la Federación Internacional, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y otros seis organismos principales de ayuda, y constituyó un gran paso adelante en el establecimiento de normas para la ejecución de operaciones de socorro en casos de desastre. En él se reafirman los principios humanitarios básicos de humanidad, imparcialidad e independencia, y se incorporan conceptos más recientes del ámbito del desarrollo, como el respeto de la cultura, la participación, la sostenibilidad, la rendición de cuentas y la dignidad.

Las diez normas del Código de conducta subrayan, entre otras cosas, el derecho de las poblaciones afectadas por desastres a recibir asistencia humanitaria sin discriminación y la función capital que desempeñan las mujeres en las comunidades propensas a los desastres. Hacen hincapié también en la protección y la preservación de la dignidad de los beneficiarios. El Código de conducta contiene tres anexos, con recomendaciones dirigidas respectivamente a los gobiernos de países afectados por desastres, los gobiernos donantes y las organizaciones intergubernamentales. La idea central de las recomendaciones es que es necesario asegurar el acceso rápido a las víctimas de los desastres, la prestación oportuna de asistencia apropiada y el respeto de la independencia y la imparcialidad de las organizaciones humanitarias.

Otra iniciativa de este tipo es el Proyecto Esfera, lanzado en 1997 por el Movimiento y un grupo de organizaciones no gubernamentales. Uno de sus principales pilares es el documento Manual del Proyecto Esfera: Carta Humanitaria y normas mínimas de respuesta humanitaria en casos de desastre. La Carta Humanitaria defiende el derecho de las personas afectadas por desastres o conflictos armados a una vida digna y, por lo tanto, a recibir asistencia para cubrir sus necesidades básicas. Este derecho está consagrado no sólo en el derecho internacional humanitario, sino también en los derechos humanos internacionales y el derecho de los refugiados. Son los gobiernos quienes deben garantizar este derecho, aunque los organismos humanitarios pueden brindar asistencia donde sea necesaria. Además, la Carta Humanitaria subraya la distinción que debe hacerse en situaciones de conflicto armado entre combatientes y no combatientes y el principio de no devolución (que ningún refugiado sea enviado a un país en el que su vida o libertad estén amenazadas). Las normas mínimas especifican el nivel requerido de asistencia humanitaria en materia de abastecimiento de agua, saneamiento, nutrición, ayuda alimentaria, refugio, asentamiento y planificación de emplazamientos, y atención de salud.

Últimamente se está prestando especial atención a dos aspectos clave de la acción humanitaria:

  • Calidad: asegurar una calidad mínima de los servicios.
  • Rendición de cuentas: responsabilizarse ante quienes reciben la asistencia y quienes la financian.

La vinculación de estos dos aspectos constituye una iniciativa encaminada a mejorar la rendición de cuentas del sistema humanitario, especialmente ante los beneficiarios.

En la Conferencia Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja de 1999, los Estados Partes en los Convenios de Ginebra y el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja prometieron que "apoyarán los esfuerzos destinados a promover normas prácticas mínimas para la prestación de asistencia humanitaria, tales como las elaboradas en el Proyecto de la Esfera."

International Committee of the Red Cross (ICRC) National Societies

Más información

Documentos disponibles: