Peligros complejos/debidos a actividades humanas: emergencias complejas

Algunos desastres se originan a partir de varios peligros diferentes o, lo que es más frecuente, debido a una combinación compleja de causas naturales y de origen humano y de diferentes causas de vulnerabilidad. Algunos ejemplos de emergencias complejas son la inseguridad alimentaria, las epidemias, los conflictos y los desplazamientos de poblaciones.

De acuerdo con el Comité Permanente entre Organismos (IASC de sus siglas en inglés), una emergencia compleja puede definirse como una crisis de índole humanitaria en un país, región o sociedad donde se ha producido un total o un considerable debilitamiento de poder provocado por un conflicto interno o externo, y que exige una respuesta internacional que supera las atribuciones del mandato o la capacidad de cualquier organización y/o del programa de las Naciones Unidas existente en el país.

Las emergencias complejas se caracterizan en general por:

  • violencia y víctimas mortales en gran escala; desplazamientos masivos de personas;
  • daños generalizados en las sociedades y economías;
  • necesidad de asistencia humanitaria polifacética en gran escala;
  • obstaculizar o impedir la asistencia humanitaria a causa de restricciones políticas y militares;
  • importantes riesgos para la seguridad de los trabajadores humanitarios de socorro en algunas zonas.

Definición y características

En el plano nacional, los conflictos pueden incluir enfrentamientos bélicos entre grupos armados del mismo país, dentro de sus fronteras. Estos brotes bélicos pueden originar problemas médicos en gran escala, como epidemias, y propiciar la falta de agua, la acumulación de basuras, los desplazamientos de personas, la existencia de refugiados, la escasez de alimentos, el hambre, etc.

En el plano internacional, puede estallar una guerra entre dos o más ejércitos de diferentes países. Este tipo de conflicto también puede originar movimientos de refugiados y de desplazados internos en gran escala.

En el seno del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, el organismo director en la respuesta a guerras y situaciones de conflicto es el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

El mandato del CICR es proteger la vida y la dignidad de las víctimas de la guerra y de la violencia interna, brindándoles asistencia. En situaciones de conflicto armado, el CICR dirige y coordina las actividades internacionales de socorro del Movimiento. Procura, asimismo, prevenir el sufrimiento mediante la promoción y el fortalecimiento del derecho internacional humanitario y de los principios humanitarios universales.

Para obtener más información sobre el CICR y sus operaciones, visite su sitio web: www.icrc.org.

Más información

Documentos disponibles:

Operaciones de Cruz Roja / Media Luna Roja en curso: