Tuberculosis: la función de la Federación

Un elemento esencial en todos los programas de salud de la Federación Internacional son los servicios sociales y de salud comunitarios. Se trabaja preferentemente a nivel de la comunidad, e inclusive de los hogares, a través de voluntarios.

Como se expone en el siguiente modelo, el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja puede colaborar en el control de la tuberculosis.

  • Los voluntarios de la Cruz Roja/Media Luna Roja y las actividades comunitarias pueden completar la labor de los sistemas formales de salud brindando atención y apoyo “más allá de las puertas del dispensario”.
  • La Cruz Roja/Media Luna Roja puede ayudar a las personas con mayor riesgo de contraer TB. Nuestra experiencia en materia de movilización social, comunicación y sensibilización respecto de otras cuestiones relacionadas con la salud, en especial el VIH, también puede contribuir a fortalecer el trabajo sobre TB.
  • Las Sociedades Nacionales pueden asimismo alentar a los beneficiarios que se han recuperado de una TB a incorporarse como voluntarios de la Cruz Roja/Media Luna Roja para tareas de apoyo a sus pares, promoción de la salud y sensibilización.*
  • Los voluntarios de la Cruz Roja/Media Luna Roja debidamente capacitados pueden apoyar a los beneficiarios y a sus familias velando por que sigan de la manera más adecuada el tratamiento.

*Nota: La Cruz Roja/Media Luna Roja trabaja específicamente con “beneficiarios”. Su función no incluye la atención clínica que sugiere el uso de la palabra “paciente”.

Asociados y colaboradores

Los Ministerios de Salud, las organizaciones internacionales y las organizaciones no gubernamentales consideran a la Cruz Roja como uno de los principales asociados en materia de prevención y control de enfermedades infecciosas. Un ejemplo de ello es la participación de la Federación Internacional en la iniciativa Alto a la Tuberculosis (Stop TB).