Política de prevención y respuesta a la explotación y abusos sexuales

Como organización humanitaria y de conformidad con nuestro mandato, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja tiene la obligación de respetar y proteger a las personas vulnerables en riesgo. La explotación y los abusos sexuales (EAS) de las personas a las que la Federación Internacional pretende ayudar es una de las formas más penosas en las que podemos fracasar en nuestra misión. Por lo tanto, es fundamental que tomemos todas las medidas necesarias para evitar que surjan casos de este tipo y para responder adecuadamente a los que, no obstante, ocurrieron. Esta Política de PEAS describe cómo tomaremos estos pasos y nuestro enfoque centrado en el sobreviviente.