Terremotos

Un terremoto es una sacudida repentina y rápida del suelo causada por el desplazamiento de rocas debajo de la superficie terrestre o por la actividad volcánica o magmática en la tierra. Los terremotos ocurren repentinamente, sin previo aviso, y pueden ocurrir en cualquier momento. Pueden provocar la muerte, lesiones, daños a la propiedad, pérdida de vivienda y medios de vida y la interrupción de la infraestructura crítica. La mayoría de las muertes se deben al derrumbe de edificios o a peligros secundarios, como incendios, tsunamis, inundaciones, deslizamientos de tierra y liberación de sustancias químicas o materiales tóxicos.

¿Sabe cómo prepararse y mantenerse seguro durante un terremoto?

Infórmese con las autoridades locales dónde los riesgos de terremotos son más altos en su área. Tómese el tiempo para identificar los lugares más seguros de su casa o edificio, incluso en cada habitación. Los lugares más seguros están ubicados lejos de paredes exteriores, paredes divisorias no aseguradas, ventanas, vidrio y objetos pesados y chimeneas abiertas. En el exterior, estará más seguro en áreas abiertas lejos de peligros aéreos y subterráneos, como árboles, postes telefónicos o edificios.

Si construye una casa nueva, evite hacerlo en pendientes inestables, terreno débil o encima o dentro de los 15 metros de fallas sísmicas conocidas. Siga las prácticas de construcción resistentes a los terremotos para los nuevos edificios y viviendas y repare o modernice (adáptese para hacer más fuertes) los existentes. Asegure las pertenencias grandes, como librerías, guardarropas o calentadores, dentro de su casa que podrían caer, romperse o deslizarse en un terremoto.

Aprenda a realizar un simulacro de terremoto y practíquelo con regularidad. Confíe en sus instintos: cuando sienta un temblor que pueda ser un terremoto, actúe de inmediato. Vaya al lugar más seguro que haya identificado, apague todas las llamas y aléjese de ventanas, vidrios, paredes exteriores y objetos inestables. Si se encuentra en un lugar cerrado, siga el procedimiento "agáchese, cúbrase, agárrese" y mantenga la calma.

Qué hacer y qué no hacer

Identifique los lugares más seguros dentro y fuera de su edificio
Asegure los artículos sueltos que podrían caer, deslizarse o chocar
No construya en terreno inestable o empinado, ni sobre líneas de falla.
Construya y mantenga su propiedad teniendo en cuenta los terremotos
Practique simulacros en su hogar, oficina o escuela infantil
Si está en interiores durante un terremoto: agáchese, cúbrase y agárrese
Espere y tenga cuidado con las réplicas
Evite la costa cuando el terremoto se detenga en caso de tsunami
No encienda ninguna llama hasta que haya comprobado si hay fugas de gas.

Mire: cómo protegerse durante un terremoto