Inundaciones

Las inundaciones ocurren cuando el agua se desborda de los límites normales de un arroyo, río u otro cuerpo de agua o se acumula en un área que generalmente está seca. Hay dos tipos principales de inundaciones: las inundaciones lentas, que se desarrollan durante horas o días, mientras que las inundaciones repentinas ocurren de golpe, a menudo sin previo aviso, generalmente debido a las fuertes lluvias. Aunque las inundaciones anuales son un fenómeno natural en muchas partes del mundo, las prácticas de uso de la tierra y de construcción han provocado un aumento en la frecuencia y magnitud de las inundaciones. También se prevé que las inundaciones serán aún más frecuentes y graves en el futuro debido al cambio climático. Las inundaciones pueden ser extremadamente peligrosas y causar daños humanos, ambientales y materiales masivos a las comunidades.

¿Sabe cómo prepararse para una inundación?

Comprenda los riesgos de inundación de su área: conozca el terreno local, las fuentes de agua y los patrones climáticos y pregunte a las autoridades sobre las llanuras de inundación y los riesgos locales. Si vive en un área propensa a inundaciones frecuentes o graves, considere la posibilidad de reubicarse, construir edificios de almacenamiento elevados o utilizar refugios flotantes. Identifique rutas de evacuación seguras en su comunidad y practique simulacros de evacuación. Almacene todos los objetos de valor y materiales peligrosos por encima de los niveles de agua probables.

Construya y mantenga su casa pensando en las inundaciones. Trate de evitar construir a menos de 200 metros de una costa con marea alta o en las riberas de los ríos, barrancos y llanuras aluviales. Pero si es necesario, construya una base adecuada y eleve su hogar. Busque el asesoramiento de un experto en construcción: utilice materiales resistentes a los daños por inundaciones y la construcción a prueba de inundaciones. Mantenga los canales de agua fuera de la casa y construya barreras (como diques, bermas o muros contra inundaciones) para evitar que el agua de la inundación ingrese a los edificios. Guarde suministros como láminas de plástico, sacos de arena, arena y palas para proteger su hogar.

Manténgase informado: controle la información meteorológica y escuche las instrucciones de las autoridades locales. Si se le aconseja evacuar o si cree que está en peligro, evacue inmediatamente como ha practicado previamente. Durante una inundación: "dese la vuelta, no se ahogue"; nunca intente caminar, nadar o conducir en aguas rápidas. Muévase a un terreno más alto y no regrese a casa hasta que sea declarado seguro para hacerlo. Después de una inundación, limpie con cuidado y bombee el agua de su casa lentamente para evitar que las paredes se derrumben. No beba, juegue o nade en el agua de la inundación y tenga cuidado con los escombros y otros peligros, como artículos eléctricos o animales venenosos.

Qué hacer y qué no hacer

Revise las condiciones meteorológicas y escuche los consejos oficiales
Conozca los riesgos de inundación de su área
Almacene documentos importantes y materiales peligrosos en lo alto
Identifique una ruta de evacuación segura y practíquela
Evite construir en riberas de ríos o barrancos cuando sea posible
Construya y mantenga su casa pensando en las inundaciones
Nunca intente caminar, nadar o conducir en aguas rápidas
No beba agua contaminada
Limpie cuidadosamente después de una inundación, bombeando el agua de su hogar lentamente
Esté atento a los peligros en el agua de la inundación, como escombros y cables eléctricos

Mire: Cómo prepararse para una inundación