Mozambique: la salud, una seria preocupación a medida que aumenta el número de afectados por el ciclón Favio

Publicado: 1 marzo 2007

La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja ha enviado a Mozambique una unidad de intervención de urgencia especializada en atención básica de salud y material médico para apoyar a la Cruz Roja de Mozambique en su operación de ayuda a las víctimas del ciclón Favio, que a finales del mes pasado devastó los distritos de Vilanculos, Inhassoro, Govuro y Masinga, en el sur del país. Según cifras oficiales, la tormenta ha afectado a 133.700 personas, 73.000 de ellas en Vilanculos. Al menos dos personas han muerto en Inhassoro y una en Govuro. Miles de hectáreas de cultivos han resultado destrozadas, y la infraestructura ha sufrido daños generalizados.

El equipo de la Federación está estableciendo su instalación de salud en Vilanculos, en donde el hospital del distrito resultó gravemente dañado por el ciclón. Los pacientes se han desplazado a tiendas de campaña y las intervenciones quirúrgicas se realizan en una sala de operaciones provisional. El almacén del hospital y todos los suministros médicos, además del banco de sangre, resultaron destrozados.

“Es absolutamente prioritario establecer un quirófano apropiado y una sala para atender a los pacientes externos. Así podremos ayudar al personal del hospital, que está agotado. Muchos han perdido su hogar. Nuestro equipo ayudará a tratar al creciente número de pacientes, incluidos heridos, enfermos y también mujeres embarazadas", explica John Roche, Responsable de Área para África meridional en la Secretaría de la Federación, en Ginebra. “Se ha observado un aumento en el número de casos de diarrea acuosa aguda", añade. "Las necesidades siguen creciendo –incluidos diesel para el generador y medicamentos–, y es posible que ampliemos la clínica."

Otras prioridades que deben atenderse con urgencia en las regiones afectadas por el ciclón siguen siendo el acceso a agua potable, para evitar la propagación de diarreas, cólera y otras enfermedades transmitidas por el agua, así como la construcción de letrinas. Además, es esencial proporcionar alimentos y refugio a las personas que han perdido sus reservas de alimentos y cuyas viviendas han resultado destruidas o gravemente dañadas. La Federación ya ha enviado a la zona varias unidades de intervención de urgencia especializadas en logística, socorro y telecomunicaciones.

La Cruz Roja de Mozambique ha movilizado a cientos de voluntarios y miembros de personal para las dos operaciones de emergencia actualmente en marcha, encaminadas a ayudar, una, a las víctimas del ciclón Favio y, otra, a los afectados por las graves inundaciones en las provincias de Sofala, Tete, Manica y Zambezia, producidas por la lluvias torrenciales que comenzaron en enero y que resultaron en el desbordamiento de varios ríos, incluido el río Zambeze. Según el National Institute for Disaster Management, las inundaciones afectan actualmente a 285.000 personas. 139.000 están alojadas en 36 centros y campamentos.

La Cruz Roja de Mozambique trabaja día y noche en la distribución de alimentos y otros artículos de socorro, y en la evaluación de necesidades. Coordina su labor con las autoridades y otros organismos humanitarios como el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA). Además, alrededor de 400 voluntarios de la Cruz Roja trabajan en puestos de primeros auxilios en 31 centros de personas desplazadas. El equipo de evaluación y coordinación sobre el terreno de la Federación Internacional mantiene su apoyo a la Cruz Roja de Mozambique en toda la región afectada.

El 16 de febrero, la Federación lanzó un llamamiento de emergencia por valor de 7,5 millones de francos suizos (5,6 millones de dólares EE. UU./4,3 millones de euros) para apoyar a la Cruz Roja de Mozambique en la asistencia a las víctimas de las inundaciones. Para poder hacer frente a las necesidades adicionales de las personas afectadas por el ciclón, se está revisando el llamamiento.

Mapa