La Cruz Roja responde al huracán Wilma

Publicado: 21 octubre 2005

Mientras todavía se sufren las consecuencias de los diversos huracanes que han arrasado la región estos últimos meses, las Sociedades Nacionales de las Cruz Roja están respondiendo al huracán Wilma, la 21.a tormenta con nombre propio de la actual temporada de huracanes en el Atlántico norte, que según los expertos podría ser el huracán más violento jamás registrado.

Wilma es un huracán de categoría cuatro con vientos de hasta 270 kilómetros por hora. Los meteorólogos alertan que puede haber inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra.

La Cruz Roja está en alerta máxima y ha activado sus redes de voluntarios en toda la región. En Panamá, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja sigue de cerca la situación y, lista para apoyar a las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja.

“Aquí en Panamá, la Federación Internacional dispone de existencias de suministros de socorro tales como láminas de plástico, artículos de higiene y utensilios de cocina que se pueden movilizar de inmediato”, señala Nelson Castaño, Coordinador de la Unidad Panamericana de Respuesta a Desastres de la Federación Internacional.

La Cruz Roja de Belice, Cuba, Estados Unidos, Haití, Honduras, Islas Caimán, Jamaica, México y Nicaragua cooperan con las autoridades nacionales para atender las necesidades de la población, pues el huracán Wilma se va fortaleciendo.

La Cruz Roja Americana se prepara a acoger en los refugios a decenas de miles de evacuados y ha movilizado centenares de socorristas, así como equipos y suministros para iniciar las actividades de socorro inmediatamente después que pase la tormenta. La Cruz Roja Estadounidense, en cooperación con sus asociados, tiene capacidad para ofrecer hasta 300.000 comidas.

Los equipos de intervención en casos de desastre de la Cruz Roja Mexicana también están en alerta máxima y listos para cumplir su función en cuanto sea necesario. Los esfuerzos inmediatos de la Cruz Roja Mexicana incluyen el envío de unidades de socorro a Yucatán y el almacenamiento de 28 toneladas de alimentos. Está previsto que hoy lleguen 20 toneladas más.

La Cruz Roja Hondureña puso en alerta a todas sus filiales de la zona atlántica y los socorristas han prestado asistencia a la población participando en la evacuación de comunidades vulnerables.

Mientras tanto en el Caribe, la Cruz Roja Cubana dio la alerta en la región occidental del país. Casi 500 voluntarios participaron en la evacuación de 7.000 personas de las zonas en peligro. La Cruz Roja de Jamaica por su parte, distribuyó suministros de socorro, entre otros, mantas, agua y artículos de higiene.

Mapa