Terremoto en Sichuán: Llamamiento de emergencia revisado para apoyar la reconstrucción y la recuperación en China

Publicado: 21 noviembre 2008

En China sudoccidental devastada por el terremoto se acerca el invierno y la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) solicita fondos adicionales por valor de 70 millones de francos suizos (58 millones de dólares o 46 millones de euros) para suplir las necesidades urgentes de los damnificados en términos de nuevas viviendas y programas de recuperación integrados.

Ese monto de 70 millones de francos suizos se sumará a los 97 millones de francos suizos solicitados en el llamamiento de emergencia del pasado mes de mayo, totalizando el costo de las actuales necesidades humanitarias de la provincia de Sicuani en 167 millones de francos suizos.

Con dichos fondos se ayudará a reconstruir su casa a unas 22.500 familias damnificadas, al menos en tres ciudades destrozadas del condado de Mianzhu, zona donde el terremoto del pasado 12 de mayo destruyó casi 90 por ciento de las viviendas.

El dinero también se utilizará para distribuir 200.000 acolchados más a los damnificados que están alojados en refugios temporales y tiendas de campaña para que se protejan del frío. Ya se distribuyeron unos 100.000 y el resto se proporcionará lo antes posible.

En total, estos fondos permitirán ofrecer un apoyo vital a 200.000 familias en un plazo de 31 meses.

El condado de Mianzhu es territorio conocido desde que tres unidades de intervención de urgencia de la FICR fueran enviadas allí inmediatamente después del terremoto para procurar agua potable y saneamiento a alrededor de 19.000 personas para ayudar a prevenir la propagación de enfermedades.

“La escala de quienes necesitan vivienda es enorme. La crisis financiera mundial también aumenta la presión pues podría dificultar enormemente la situación de empleo de los damnificados”, señala  Carl Naucler, Jefe de la Delegación Regional de Asia Oriental de la FICR.

La asistencia en medios de subsistencia –ayuda a las familias para que limpien de escombros sus viviendas y vuelvan a sembrar, así como la ayuda a más largo plazo para encontrar medios que les permitan generar ingresos– es tan solo una de las esferas de la programación integrada que acompañará la reconstrucción.

Además, la Federación Internacional apoyará a la Cruz Roja China en la elaboración de programas de atención de salud y apoyo psicosocial, basados en la comunidad; la reparación de la infraestructura de agua y saneamiento, y el fortalecimiento de la protección contra futuros desastres .

Mapa