La Cruz Roja Japonesa ayuda a damnificados a dar los próximos pasos hacia la recuperación

Publicado: 8 abril 2011

Para mitigar el drama de damnificados por el terremoto y el tsunami, la Cruz Roja Japonesa equipará 70.000 viviendas temporales con varios electrodomésticos. Esta asistencia, valorada en 160 millones de dólares y que beneficiará a más de 280.000 personas, forma parte de los esfuerzos de la Cruz Roja para suplir necesidades de recuperación temprana de afectados por el tsunami del 11 de marzo que arrasó 433.000 kilómetros cuadrados de tierra.

Las primeras 36 casas prefabricadas que construyó el Estado en Rikuzentakata, prefectura de Iwate, serán ocupadas a partir de mañana, 8 de abril, y la entrega de llaves tendrá lugar a las 14.00 en el establecimiento de enseñanza secundaria.

La Cruz Roja Japonesa equipará cada casa de un refrigerador, una lavadora, una olla eléctrica para arroz, un microondas, un surtidor de agua caliente y un televisor. El proyecto se financia con aportes en efectivo de Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y la Media Luna Roja de todas partes del mundo. Hasta ahora, la Cruz Roja Japonesa recibió de dichas Sociedades, el equivalente de 34 millones de dólares.

Aún hay más de 188.000 personas desplazadas por el desastre, casi todas están alojadas en más de 2.200 centros de evacuación de 17 prefecturas, pero la vasta mayoría en aquellos de las  prefecturas de Iwate, Miyagi y Fukushima que fueron las más castigadas. Aunque los damnificados van volviendo a su casa a medida que se va restaurando el suministro de agua y electricidad, esos centros continúan albergando a muchas personas y, tal vez, varios de ellos seguirán abiertos en los próximos meses.

Mientras tanto, la Cruz Roja prosigue desplegando esfuerzos para mejorar las condiciones en los mismos, tales como crear espacios familiares y ofrecer más privacidad haciendo  fraccionamientos. Las casas prefabricadas serán un gran paso para aliviar la presión en los centros de evacuación y permitir que los damnificados recobren alguna apariencia de normalidad.

En las próximas semanas, la Cruz Roja Japonesa continuará su labor poniendo mayor énfasis en la recuperación temprana, pues hasta ahora se venía centrando en prestar atención médica de emergencia y distribuir suministros de socorro.

Cientos de equipos médicos trabajaron en hospitales de la Cruz Roja, clínicas de centros de evacuación y unidades móviles que ofrecieron atención médica en centros más pequeños y apartados, así como a personas que no podían beneficiar de dicha atención por la interrupción de servicios públicos o problemas de acceso. Las personas mayores solas y confinadas en su casa son las principales destinatarias de esas misiones que en muchos casos salvan vidas.

Ya se movilizaron 579 equipos de la red de 92 hospitales de la Cruz Roja Japonesa en todo el país y otros 163 se preparan para nuevas misiones, con lo cual,  habrán participado casi 3.000 efectivos de personal.

El estado psicológico de los damnificados es uno de los mayores problemas y la Cruz Roja Japonesa sigue ampliando sus esfuerzos para prestar apoyo psicosocial.  Cinco días después del desastre, en el hospital de la Cruz Roja de Ishinomaki se estableció un centro de apoyo psicológico para ayudar a las familias en duelo y el 4 de abril, se abrió otro en la filial de la Morioka, Iwate, desde donde trabajan los grupos de extensión de la Cruz Roja.

Prácticamente todos los equipos médicos que intervinieron incluían un profesional en la materia y, ahora, su número se aumentará, sobre todo en los centros de evacuación. Además, se desplegaron seis equipos especializados en apoyo psicosocial, cada uno de seis integrantes.

En el marco de la operación de socorro de la Cruz Roja se entregaron a personas evacuadas más de 125.000 mantas, 183.000 prendas de vestir, 26.000 paquetes de socorro de emergencia y 11.000 paquetes de artículos para dormir. Los voluntarios también dan una mano para quitar el barro de las viviendas que quedaron en pie.

Para obtener más información y concertar entrevistas, diríjase a las personas indicadas a continuación.

En Japón

  • Sayaka Matsumoto, funcionaria de prensa y relaciones públicas, Cruz Roja Japonesa
    Móvil: +81 90 6128 9100 | Correo-e: s-matsumoto@jrc.or.jp
  • John Sparrow, delegado de comunicaciones, FICR
    Móvil: +81 80 3713 7324 | Correo-e: john.sparrow@ifrc.org
  • Kathy Mueller, delegada de comunicaciones, FICR
    Móvil: +81 90 9820 8697 | Correo-e : katherine.mueller@ifrc.org

En Kuala Lumpur

  • Stephen Ryan, funcionario de comunicaciones, Asia y el Pacífico, FICR
    Móvil: +60 12 305 2811 |  Correo-e: stephen.ryan@ifrc.org
  • Reeni Amin Chua, funcionario de comunicaciones, Asia y el Pacífico, FICR
    Móvil: +60 19 274 4968 | Correo-e: reeni.aminchua@ifrc.org

En Ginebra

  • Paul Conneally, gerente, Unidad de Prensa y Comunicaciones Públicas, FICR
    Móvil: +41 79 308 9809 | Correo-e: paul.conneally@ifrc.org
  • Sadia Kaenzig, funcionaria superior de comunicaciones, FICR
    Tel. +41 22 730 4455 | Correo-e: sadia.kaenzig@ifrc.org

 

 

Mapa