State of emergency in Albania as Red Cross responds to floods

Publicado: 2 octubre 2002

Miles de personas de las zonas rurales, ya damnificadas por las peores inundaciones que ha sufrido Albania en décadas, se enfrentarán a un crudo invierno. Las lluvias han destruido casas, ahogado el ganado y las reservas de alimentos se han perdido en las zonas más bajas. La Cruz Roja Albanesa advierte que las consecuencias podrían ser catastróficas sin no se recibe ayuda.

La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja ha lanzado hoy un llamamiento por 571.000 francos suizos para apoyar a la Cruz Roja Albanesa a asistir a 20.000 personas, que recibirán alimentos y otros artículos de socorro en los próximos tres meses. La Cruz Roja Albanesa ya ha comenzado a suministrar alimentos, mantas y artículos de higiene a las personas afectadas en 6 provincias (Lezha, Berat, Durres, Gjirokaster, Fier and Shkoder). A partir del mes de noviembre, las familias más afectadas recibirán paquetes adicionales de ayuda.

Una semana de lluvias torrenciales provocó un desastre similar a las devastadoras inundaciones de Europa central de este verano. Alrededor de 26.000 hectáreas de tierra de cultivo están anegadas y en seis distritos han declarado el estado de emergencia. Los distritos de Lezhe, al norte de Tirana, y Berat, al sur de la capital, han sido los más castigados y equipos de evaluación de la Cruz Roja encontraron allí 3.300 familias en serias dificultades. Las crecidas inundaron cinco municipios y 22 pueblos del distrito de Lezhe.

El derrumbe de los puentes, los deslizamientos de tierra y los caminos impracticables han dejando aisladas a muchas comunidades de difícil acceso. En diferentes zonas ha habido cortes de electricidad, porque las centrales están anegadas, problemas de saneamiento y también cortes del suministro de agua.

Las inundaciones agravarán aún más la pobreza generalizada en uno de los países más pobres de Europa. El gobierno tendrá dificultades para costear la reparación de la infraestructura dañada y la pérdida de los medios de subsistencia será devastadora para quienes viven en la indigencia. Según estadísticas oficiales, la cuarta parte de la población de 3.100.000 vive en condiciones de extrema pobreza, hay altas tasas de desempleo permanente y la desnutrición está en aumento. En la última década, mucha gente que huyó de la pobreza de las zonas alejadas se instaló en las tierras bajas de Lezhe.

Para más información y/o para organizar entrevistas ( línea ISDN disponible) póngase en contacto con:
En Budapest:
John Sparrow, Delegado Regional de Información Tel: + 361 248 33 04 / + 3620 340 24 60
En Ginebra:
Marie-Françoise Borel, Servicio de prensa Tel.: +41 22 730 43 46/ + 41 79 217 33 45
Eva M. Calvo, Servicio de prensa Tel: + 41 22 730 43 57 / + 41 79 217 33 72

Mapa