Día Mundial de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja: el trabajo en equipo permite responder con rapidez a las inundaciones en Burundi

Publicado: 4 mayo 2007 0:00 CET



Este año, el tema central del Día Mundial de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, que se celebra el 8 de mayo, es “Juntos por la humanidad”.

Con motivo de este acontecimiento anual y para poner de relieve la importancia de la cooperación local, regional y mundial en el desempeño de la labor humanitaria, se celebrarán diferentes eventos.

En el marco de una serie de cuatro artículos relacionados con el 8 de mayo, examinamos aquí cómo las asociaciones y alianzas estratégicas han permitido a la Federación Internacional responder eficazmente para paliar la devastación causada por las inundaciones en Burundi.

A principios de 2007, gran parte de Burundi se vio afectado por lluvias torrenciales e inundaciones. Murieron personas y se produjeron extensos daños en viviendas y cultivos, y en la infraestructura social.

Los daños más graves se produjeron en Gatumba, en la comunidad de Mutimbuzi, en la provincia de Bujumbura Rural. Resultaron completa o parcialmente destruidas viviendas e instalaciones de saneamiento. No se podía abastecer de agua potable a la población y el riesgo de que surgieran epidemias era muy elevado.

Inmediatamente, la filial de la Cruz Roja de la provincia de Bujumbura Rural movilizó a su equipo de intervención de urgencia. Unos voluntarios desinfectaron con cloro las viviendas no destruidas y otras zonas inundadas, para evitar la propagación de enfermedades.

Otros evaluaron los daños y las necesidades inmediatas de la población. Se celebraron sesiones de sensibilizacíón en materia de higiene y salud y se supervisó a la población para detectar casos de cólera. Toda persona con síntomas se desviaba al centro de salud más cercano.

La operación de emergencia estuvo fuertemente respaldada por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), gracias a un acuerdo permanente de cooperación entre este organismo y la Cruz Roja de Burundi.

El UNICEF suministró artículos esenciales no alimentarios como jabones, bidones, mantas y tabletas purificadoras de agua para 1.187 familias, es decir alrededor de 6.000 personas. Los artículos fueron distribuidos por voluntarios de la Cruz Roja de acuerdo con procedimientos de distribución establecidos y eficientes.

Ahora, transcurrida la fase de emergencia inmediata, la Cruz Roja mira hacia el futuro y ayuda a los habitantes afectados a retomar una vida normal.

Gatumba está situado cerca del Lago Tanganika, por lo que corre el riesgo de sufrir inundaciones en el futuro. Las personas han ocupado las tierras sin una planificación previa, y las infraestructuras, incluidas las instalaciones básicas de saneamiento actualmente destruidas, son improvisadas y vulnerables frente a futuros desastres naturales.

Por ello, la Sociedad Nacional, con el apoyo de la Federación Internacional, está preparando refugios provisionales para alojar a los habitantes mientras construye nuevos pueblos en la zona, más resistentes a posibles nuevas inundaciones.

La preparación para desastres y la reducción del riesgo son dos de los componentes clave de la labor mundial de la Federación Internacional encaminada a fortalecer a las comunidades vulnerables y a hacerlas más seguras.




Mapa


La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja es la mayor organización humanitaria del mundo, con 190 sociedades miembros. Siendo uno de los componentes del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, nuestra labor se rige por los siete principios fundamentales: humanidad, imparcialidad, neutralidad, independencia, voluntariado, unidad y universalidad.