La Cruz Roja de Bolivia solicita fondos de emergencia para hacer frente a las  graves inundaciones producidas por el fenómeno “La niña”

Publicado: 31 enero 2008 0:00 CET



La tragedia que viven cientos de personas en casi todas las regiones del país, debido a las graves inundaciones, ha obligado al  gobierno boliviano, a través de su Presidente Evo Morales,  a declarar el estado de  Emergencia Nacional. Está medida se debe a que la situación causada por las inundaciones de este año  han afectado en distinta medida a todos los departamentos del país y se calcula que el 80% de la población afectada en el 2007, también se ha visto afectada por las lluvias torrenciales de este año.

Los desastres naturales en  Bolivia son recurrentes y sus consecuencias son devastadoras durante la época de lluvia, entre noviembre y marzo. Desde el pasado mes de noviembre en 2007, las fuertes lluvias han causado daños importes a las comunidades de Cochabamba, Santa Cruz, Chuquisca, La Paz y Potosí. Las previsiones indican que las lluvias continuarán hasta el próximo mes de marzo. Hasta el momento, según fuentes de la Defensa Civil el número de familias afectadas es de 25.981, 30 personas muertas y 5 desaparecidas. Las personas afectadas, tratan de salvar lo poco que les queda aunque, al mismo tiempo, temen por sus vidas, porque los alimentos tardan en llegar debido al mal estado de las carreteras.

Defensa Civil es quién está coordinando la emergencia en el  país y está llevando a cabo  numerosas iniciativas en coordinación con la puesta en marcha de comisiones sectoriales en alimentación, salud, agua y saneamiento y albergues entre otros, tanto a nivel nacional como departamental.

Se ha activado el Centro de Operaciones para Emergencias Nacionales (COE)  y desde  el pasado 24 de enero alrededor de 200 toneladas de comida han sido distribuidas: harina de trigo, arroz, azúcar, maíz, aceite vegetal y sal. Además se han repartido mantas, colchones, palas, picos, azadas y carretillas. Además de la Cruz Roja Boliviana, están  colaborando con el  COE, otras Organizaciones Internacionales como la Organización Panamericana de Salud, Visión Mundial, Oxfam y  el Sistema  de Nacionales Unidas en Bolivia para  la evaluación e identificación de necesidades.

El Presidente de Cruz Roja Boliviana, Abel Peña y Lillo, explicó que la Sociedad Nacional tiene un plan preliminar de respuesta para proporcionar asistencia humanitaria a 1.200 familias en Santa Cruz, 600, en  Potosí 300 familias y en La Paz, 300 familias más a quienes se distribuirá raciones de comida y kits de higiene. "Uno de los problemas mas graves que nos estamos encontrando es que las vías terrestres secundarias están intransitables debido a las inundaciones lo que dificulta  el acceso de suministros y de personal especializado en respuesta y evaluación" añadió Rubén Romero, Delegado de Manejo para Desastres.

La Unidad Nacional de Socorro y Desastres de la Sociedad Nacional ha alertado y movilizado a todas las filiales de Cruz Roja en el país para que realicen evaluación de daños y censos de personas afectadas en cada departamento del país. Desde cada uno de ellos se reciben solicitudes de alimentos, medicamentos, vituallas, abrigo y albergues temporales. La Sociedad Nacional está poniendo en marcha acciones en coordinación con la Federación Internacional  a través de PADRU y las áreas de programa en la Oficina de representación regional para América del Sur. Posteriormente se desarrollarán acciones de recuperación de la economía y medios de subsistencia de las familias más vulnerables.

La Sociedad Nacional de Bolivia viene trabajando en la respuesta a inundaciones desde el 2002, a través del  proyecto “Comunidades Más Seguras y Saludables” en el distrito de Cotahuma, La Paz, siendo esta una de las iniciativas del área de Reducción de Riesgos de Desastre y parte del plan para un trabajo comunitario integrado. El proyecto ha contribuido al fortalecimiento de la reducción de riesgos y la mejora de las condiciones y la higiene de las comunidades en el área. Los resultados de esta iniciativa con la comunidad se han reflejado en la mejora de las capacidades de organización y respuesta en emergencias recientes.

La Cruz Roja Boliviana trabaja para contribuir de este modo al Objetivo 3 de la Agenda Global de la Federación: “Aumentar la capacidad de las comunidades locales, la sociedad civil y la Cruz Roja y la Media Luna Roja para abordar las situaciones de vulnerabilidad más urgentes”.


Mapa