Primera dama de la República felicita personalmente el trabajo de la Cruz Roja

Publicado: 5 enero 2012 15:21 CET

Alejandro Becker

Una grata visita sorpresa realizó la Primera de la República, Sra. Cecilia Morel, al albergue Amanda Chávez, en la comuna de Quillón, lugar en que se encuentran alojados 19 personas y que es administrado por la Cruz Roja Chilena.

La esposa del Presidente recorrió el establecimiento habilitado para acoger a los damnificados de los incendios en la zona, conociendo las historias de cada uno y comprometiendo la ayuda del Gobierno en la recuperación y reconstrucción de las casas afectadas por los siniestros.

Una especial detención tuvo en el voluntariado de la Cruz Roja Chilena presente en el  albergue, representado por la subdirectora de Gestión del Riesgo del Comité Regional del Bio-Bío, Rosa Barrera, a quien le agradeció el trabajo desinteresado que realiza pues conoce personalmente la institución ya que su madre, Paulina Montes Brunet, fue voluntaria de Cruz Roja Chilena.

“Agradezco el trabajo que están realizando, y que han realizado siempre, en casos de emergencia, pues sé que no es de ahora que ayudan sino que lo han hecho a lo largo de todo su existencia”, declaró la Primera Dama.

El ministro de Desarrollo Social, Joaquín Lavín, junto al intendente del Bio-Bío, Víctor Lobos, acompañaron a la esposa del Presidente en su recorrido y destacaron que el trabajo del voluntariado en el albergue era fundamental para ir en ayuda de las personas afectadas por el desastre.

“Las historias de estas personas son dramáticas, algunas perdieron sus hogares reconstruidos tras el terremoto de febrero en 2010, e incluso para algunos este suceso lo supera en gravedad ya que lo han catalogado como un holocausto” afirmó el ministro Lavín.

Luego de compartir por cerca de 40 minutos, tanto con albergados como con voluntarios, la Primera Dama se retiró con las autoridades que la acompañaban a recorrer las zonas arrasadas por el fuego.


Mapa