Fuertes lluvias e inundaciones azotan la isla la Española

Publicado: 26 mayo 2004 0:00 CET

Alejandra Arauz

Más de 500 víctimas fatales, así como cientos de desaparecidos es el resultado de las fuertes lluvias e inundaciones, que desde el pasado fin de semana vienen azotando la caribeña isla La Española.

Las autoridades estiman que 350 personas han muerto en Haití, mientras que en Republica Dominicana se cree que 144 han sido las victimas mortales.Las áreas más golpeadas, tras el desborde del río Solei, son las que se encuentran en la zona fronteriza entre ambos países, como lo son la comunidad de Jimaní, en la sureña provincia dominicana de Independencia, que se encuentra sin suministro de energía, agua potable y con dificultades en las comunicaciones telefónicas.

Similar ha ocurrido en los barrios de Las Cuarenta, La Curva, La Bombita y Batey, éste ultimo poblado mayoritariamente por haitianos. Otros barrios en la región sur, noroeste, noreste, así como la capital, Santo Domingo, también se han visto afectados por las inundaciones. En Costuí hay otras 300 familias incomunicadas y cientos de humildes viviendas fueron arrasadas por las aguas.

"Ha sido una gran tragedia," dijo la noche del lunes al país, el presidente de la República Dominicana, Hipólito Mejía, quien dispuso el envío a la zona de médicos militares, medicinas, mantas y alimentos para socorrer a cientos de familias damnificadas que han sido refugiadas en la sede local del ejército.

Cruz Roja Dominicana presta rápida atenciónEl director del Programa Nacional de Socorros y Emergencias de la Cruz Roja Dominicana, Atahualpa Read, informó que hasta hoy martes se han recuperado unos 143 cuerpos sin vida, mientras que todavía continúan desaparecidos 360. Unas 40 personas han sido rescatadas con politraumatismos severos, producidos al ser arrastrados por fuertes corrientes de aguas.

“Estamos trabajando en la recuperación de cadáveres, rescate de personas, atención pre-hospitalaria y extra-hospitalaria, así como en la evaluación de daños y necesidades”, dijo Read.

“Ahora estamos preparando un convoy que va a salir con ayuda y más personal para dar respuesta a distintas zonas no sólo a Jimaní, sino a la región nordeste ya que también se están reportando inundaciones en Bajo Yuna”, añadió el director de Socorros y Emergencias de la Cruz Roja Dominicana.Sólo en Jimaní, región más afectada, hay unos 60 voluntarios de la Cruz Roja Dominicana trabajando y prestando ayuda psicosocial. En Bajo Juna, se han desplazado igual número de voluntarios, en tanto que en Montecristi, Valverde y Mao tienen unos 200 voluntarios más trabajando, adicional a los 225 activos en Santo Domingo.

“Si el caso lo amerita seguiremos mandando más personal tanto para respuesta como para prevención porque todavía las aguas de algunos ríos siguen subiendo”, resaltó Read, quien confía en la capacidad del voluntariado de la Cruz Roja Dominicana.

“Nuestros voluntarios acaban de recibir un entrenamiento sobre planes de contingencia y en estas inundaciones están dando una respuesta excelente, creo que mucho más rápida como se ha dado antes”, destacó.

Por su parte, la Federación Internacional ha mandado delegado en manejo de desastres y otro de telecomunicaciones, ambos de la Unidad Panamericana de Respuesta a Desastres (PADRU), para apoyar a la Cruz Roja Dominicana en la evaluación de daños y necesidades. En tanto que en Haití, también se encuentran en el terreno otro delegado de la Federación.Se teme que sea la peor tragedia por fenómenos atmosféricos en la República Dominicana. Sólo en 1998, en la sureña población de San Juan de la Maguana, inundaciones similares ocurrieron cuando el río Mesopotamia se salió de su cauce y arrasó con decenas de viviendas humildes, al paso del huracán George.


Mapa