La solidaridad de América Latina y el Caribe con Asia no conoce fronteras

Publicado: 19 enero 2005 0:00 CET

Cristina Estrada

Las fuertes imágenes y las historias que se han difundido sobre el tsunami de diciembre, en Asia, han dejado impactada a la población de América Latina y el Caribe, además de impulsar y lograr un gran caudal de ayuda de una región, que habitualmente recibe socorro por sus propios desastres naturales.

El Caribe padeció cuatro fuerte huracanes el año pasado – la peor temporada de huracanes en diez años – no obstante, las Sociedades de la Cruz Roja de la región quedaron tan impresionadas por las consecuencias del tsunami que se sintieron obligados a ofrecer asistencia.

Varias Sociedades Nacionales de la región han lanzado llamamientos para recaudar dinero en efectivo, con el fin de prestar ayuda a las actividades que se realizan en Asia; entre ellas, la de Barbados, Trinidad y Tabago, Guyana, Antigua y Barbuda, Santa Lucía y Surinam.

"Ayudar a los demás es un estilo de vida para la Cruz Roja. Si una de nuestras Sociedades Nacionales hermanas necesita ayuda, la ayudamos sin importar cuán lejos esté", dice Dorothy Fraser, Directora General de la Cruz Roja de Guyana.

Edmond Bradshaw, Director General de la Cruz Roja de Barbados, agrega: “Es la humilde forma en que podemos ayudar a nuestros hermanos y hermanas de Asia. Sabemos que cada cosa que reciban será necesaria y estamos contentos de poder contribuir de alguna forma, por pequeña que sea.”

Los países del Caribe están estudiando y revisando sus planes de respuesta a desastres, tras la temporada de huracanes y el tsunami.

En toda América Latina, las Sociedades Nacionales han lanzado llamamientos para recaudar dinero en efectivo y han abierto cuentas bancarias para este fin. La Cruz Roja Brasileña ha recaudado 260.000 dólares, que en gran parte proceden de donaciones privadas, la suma más alta que una Sociedad haya recaudado jamás, según Fernando Casanova, coordinador de la oficina subregional de la Federación en Buenos Aires.

Casanova sostiene que las iniciativas de recaudación de fondos de la Sociedad Nacional a beneficio de las víctimas del tsunami de Asia constituyen un gran cambio cultural para la Cruz Roja en la región.

"En primer lugar, las organizaciones ya no son consideradas meras instituciones receptoras de ayuda, sino organizaciones capaces de recaudar sus propios recursos. En segundo lugar, significa que ha mejorado la comunicación y la confianza con las comunidades locales a raíz de que ellas mismas se han visto beneficiadas por los programas de la Cruz Roja", agrega Casanova.

Ejemplo de ello es que la Cruz Roja Chilena ha establecido una alianza para la recaudación de fondos con la tienda Falabella; en este acuerdo, la empresa ofrece su red, su centro de llamadas y de Internet para las donaciones que el público realice para Asia, a través de la Cruz Roja. Las Sociedades Nacionales de Argentina, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Panamá, Perú y Venezuela también están recaudando fondos.

El Dr. Abel Peña y Lillo, Presidente de la Cruz Roja Boliviana, informó que esa Sociedad Nacional está procurando que las instituciones, las organizaciones y los particulares canalicen sus donaciones, en función de sus posibilidades, a través de la Federación Internacional.

"Esta iniciativa es un llamado a la solidaridad y tiene la finalidad de recaudar fondos para mitigar tanto dolor y sufrimiento humano", agrega.


Mapa