Fuertes vientos de Sandy destruyen hogares y medios de vida en Jamaica

Publicado: 9 noviembre 2012 19:30 CET

Por Lancelot McCalla

Tras la destrucción causada en el Caribe por el huracán Sandy, la Cruz Roja de Jamaica, en colaboración con el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, no ha dejado de hacer evaluaciones puerta a puerta en los tres departamentos más afectados, St. Thomas, St. Mary y Portland.

Con más de 18.000 viviendas afectadas en el país, es evidente que el proceso de recuperación también será largo y desafiante. Más allá de las cifras, hay numerosas historias humanas individuales.

El 24 de octubre de 2012 quedará grabado para siempre en las mentes de Brenda Matthews y Leroy Kennedy, residentes de Long Bay Portland, uno de los departamentos más afectados por el Huracán Sandy. Brenda Matthews, una agricultora de 55 años, y Leroy Kennedy, un carpintero / agricultor de 40 años, recogen los pedazos de lo que queda de su hogar y sus vidas ahora que la tormenta ha pasado.

El huracán, que azotó el extremo oriental de la isla de Jamaica, trajo consigo fuertes vientos que alcanzaron velocidades de 80 mph y enormes cantidades de lluvia, lo que dejo como resultado una gran cantidad de daños estructurales y el desplazamiento de miles de familias jamaiquinas.

La casa de madera con dos niveles en la que habitaba la pareja, se encontraba en un área boscosa en una pendiente empinada hacia el lado más expuesto al viento de la comunidad, se redujo prácticamente a escombros durante el paso de la tormenta, obligándolos a buscar refugio bajo una lámina de zinc oxidada.

Dijeron que, además de los daños a sus viviendas, gran parte de su finca de 13 acres también fue destruida. Debido a la lejanía de su hogar, que se encuentra a un nivel inferior que la carretera, fue el humo de su cocina, el que alertó al equipo de evaluación de la Cruz Roja de Jamaica sobre su ubicación.

A medida que el equipo continuó su evaluación, el Sr. Kennedy los guió por sus devastadas tierras de cultivo donde árboles de plátano caídos y cultivos arrancados de raíz conformaban la sobrecogedora escena.

Si bien el panorama para esta pareja puede parecer sombrío, ellos mantienen la esperanza de ser capaces de recuperarse con sólo un poco de ayuda y consuelo. Afrontando el reto de recuperarse la Sra. Matthews reconoce que será difícil ponerse otra vez en marcha: "Si podemos obtener un poco de ayuda, podremos hacer algo", dijo.

Lois Hue, Director General Adjunto de la Cruz Roja de Jamaica, dijo que la Sociedad Nacional ha estado trabajando día y noche evaluando los daños y necesidades, y proporcionando albergue, alimentos y cubriendo otras necesidades. "La isla entera está alarmada y sorprendida por el dolor que se vive en los tres departamentos que han sido los más afectados. Nuestros equipos continúan proporcionando asistencia y realizando evaluaciones de daños y necesidades en las comunidades afectadas. Los voluntarios y el personal están haciendo su mejor esfuerzo con lo que los limitados recursos nos permiten, para inspirar en las personas afectadas la confianza de que la Cruz Roja estará presente para ayudarlos”.

Junto con el trabajo realizado por la Cruz Roja de Jamaica y el Gobierno de Jamaica, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC) hizo un llamamiento por 1,211,693 francos suizos (1,298,000 dólares) para ayudar a 3,400 familias vulnerables.

La IFRC ha pedido a todos sus socios y miembros de las Sociedades Nacionales contribuir al llamamiento para apoyar la operación de socorro y recuperación en Jamaica. Los interesados en contribuir con donaciones para ésta operación pueden hacerlo donando a través de su sociedad local de la Cruz Roja.


Mapa