Apoyo humanitario en Paraguay, mucho más que una donación en especie

Publicado: 29 julio 2014 18:03 CET

Por: Enrique Jair Guevara, FICR

Aunque en Paraguay las lluvias ahora caen con menor intensidad, la Cruz Roja Paraguaya con apoyo de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y Media Luna Roja continúan brindando asistencia a las familias damnificadas por las inundaciones.

Tuvimos la oportunidad de conversar con Lina Villa, especialista en salud en emergencias y apoyo psicosocial, un componente esencial para la respuesta de la Cruz Roja en Paraguay.

EG: En términos de salud, ¿cuáles son las necesidades más urgentes de las personas que ahora se encuentran viviendo en albergues?

LV: La salud, además de nuestra área física, implica nuestro estado de bienestar mental, social y de acuerdo a varias definiciones, espiritual. Imagínate lo que significa estar en un albergue, significa que aquello por lo que has luchado toda tu vida, tu casa, tus cultivos y/o medios de vida, ya no está más, que lo seres que más amas, están vulnerables y que tus herramientas para protegerlos o ser protegidos se han disminuido en una enorme medida.  Esto sumado al estrés, temor o miedo de la situación inicial, tratando de sobrevivir a la inundación, y con el pasar de los días, sumado a que el futuro es incierto y hay que volver a empezar.  Además el apoyo que requieres toma un tiempo, la afectación en los sentimientos, pensamientos, acciones y vivencias de las personas se afectan de forma directa y enorme.

Esto no quiere decir que todos nos afectamos igual, depende mucho de las herramientas con las que cuenta la persona a nivel individual, familiar, social y espiritual. Esta es la situación de las personas afectadas por la emergencia, están en una situación de vulnerabilidad, por lo cual su salud mental, su bienestar psicológico y social se afectará de acuerdo a las herramientas que se tengan.  Ahí es donde interviene el apoyo psicosocial, en acompañar al individuo, la familia, el grupo social en identificar  y fortalecer las herramientas con las que cuenta para seguir adelante y mejorar la situación en la que actualmente se encuentran.

EG: ¿Por qué es importante el apoyo psicosocial en este tipo de situaciones?

LV: Cuándo queremos apoyar a una comunidad que ha sido afectada  por una emergencia de forma integral, una parte fundamental es brindar apoyo psicosocial, ya que nos ayuda a empoderar a las comunidades en participar activamente de su proceso de respuesta y recuperación. Además con el afán del día a día, nuestra mente es como una pequeña cajita que almacena lo que vas viviendo y el cómo lo vas viviendo y cuando son emociones o pensamientos muy fuertes, no desaparecen y de una u otra manera pueden afectar el cómo sigues adelante, así que si vives muchas emociones fuertes, con el tiempo, ellas pueden inmovilizarte y por lo tanto dificultar tu proceso de continuar adelante como el responsable de tu vida.

EG: ¿Cuándo es el momento más oportuno para brindar esta asistencia?

El apoyo psicosocial debe ser ANTES, DURANTE Y DESPUÉS de un desastre o crisis. Antes como preparación, preparar nuestro equipo, fortalecer la coordinación inter-institucional y en red, DURANTE, brindando asistencia (contención, primeros auxilios psicológicos), apoyando en la evaluación, desarrollando un plan de acción que apoye a las comunidades en su proceso de recuperación de una forma empoderada y con conocimiento y fortalecimiento de sus herramientas personales, familiares y sociales, y DESPUÉS, con el desarrollo e implementación de dicho proceso de resiliencia y recuperación y haciendo seguimiento a aquellas personas que requirieron intervenciones en salud mental y SOBRETODO apoyando y fortaleciendo las redes que deben apoyar a las comunidades en su proceso de recuperación.

EG: ¿Qué actividades  desarrolla la Cruz Roja para atender las necesidades psicosociales?

La Cruz Roja Paraguaya tiene un plan de acción desarrollado a partir de una eficiente evaluación de las necesidades de las comunidades alojadas en albergues en la ciudad de Asunción. El plan está orientado a niños, adolescentes y adultos, ya que cada población refiere unas necesidades muy específicas y está orientado a prevenir el estrés y brindar herramientas que le faciliten a la comunidad a llevar a cabo un proceso de recuperación que les fortalezca en seguir adelante.

El plan tiene tres etapas, una inicial que consiste en la evaluación psicosocial y la prestación de primeros auxilios psicológicos, la cual ya fue desarrollada. La segunda etapa consiste en, a partir de actividades  con diferentes metodologías de acuerdo a la población, fortalecer el empoderamiento de las personas en su propia situación, fortalecer su percepción de control, facilitar su expresión de sentimientos y las herramientas con las que cuentan y aprender estrategias para manejar su situación de estrés. La tercera etapa buscará entrenar una red que parte de la comunidad y se coordina con las entidades locales y nacionales de apoyo psicosocial, lo cual brindará una sostenibilidad a la operación, ya que las emergencias seguirán desarrollando por lo cual es importante fortalecer a la comunidad para enfrentar la situación actual y para preparase a las próximas actividades.

Enlaces relacionados

Apoyo psicosocial

Centro de Referencia para la prestación de apoyo psicosocial


Mapa