Inundaciones dejan a más de 10.000 personas desplazadas en Uruguay

Publicado: 3 mayo 2016 3:41 CET

Las fuertes lluvias durante todo el mes de abril y un tornado, han provocado inundaciones y destrucción de hogares en varias partes de Uruguay.  Ambos eventos han dejado a más de 10.000 personas desplazadas según el reporte del Sistema Nacional de Emergencias de Uruguay (SINAE) del 21 de abril de 2016.

Para dar respuesta a las inundaciones, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, ha destinado 142,352 francos suizos del  Fondo de Emergencia para Socorro en Casos de Desastre  (DREF, por sus siglas en inglés), para apoyar a Cruz Roja Uruguaya a atender las necesidades más urgentes de las familias afectadas. Los fondos se emplearán para dar asistencia a 1,500 personas durante 3 meses.

Situación

En la tarde del viernes, 15 de abril, un fuerte tornado tocó tierra en  la ciudad de Dolores, en el Departamento de Soriano, afectando principalmente el centro de la ciudad.  Las autoridades departamentales indicaron que el fenómeno fue más poderoso que el ocurrido en 2012. 

El fenómeno atmosférico ocasionó estragos en viviendas, calles y negocios locales; y causó problemas en las líneas de comunicación.  Simultáneamente, se reportaron inundaciones a lo largo de del territorio nacional.  El Instituto Meteorológico de Uruguay elevó la alerta a naranja para todo el país, debido a las fuertes tormentas eléctricas y precipitaciones, con ráfagas de viento de hasta 120 km/h. Como consecuencia de esto, 36 vías se vieron afectadas; y debido al aumento del caudal de los ríos y arroyos, 10,355 personas han tenido que desplazarse de sus hogares.

72 horas después del tornado, se reportaron 7 víctimas fatales - 4 debido al tornado y 3 por efectos colaterales del mal clima (desbordamientos de ríos y arroyos).  Se estima que aproximadamente 500 personas, en el área de Soriano, resultaron heridas por el tornado.  En Dolores, la ciudad más afectada, causó daños considerables al 70% de las viviendas (1.800 casas) y a las líneas de comunicaciones.  Ahí hay docenas de heridos, granjas destruidas, carros arruinados, al igual que daños en el hospital y Escuela Industrial de la ciudad.  La mayoría de las tiendas de la zona sufrieron daños importantes en sus locales.

Resumen de la respuesta actual

Cruz Roja Uruguaya ha mantenido constante coordinación con las autoridades, incluso antes de que iniciaran las inundaciones. La Sede Central y Comités Departamentales de Cruz Roja Uruguaya inició la recolección de donaciones con el fin de entregar a los afectados.

Todo el material recogido, dentro de los cuales se incluyen materiales para iniciar la reconstrucción de casas, ha sido enviado en camiones con capacidad de carga de 32 toneladas a diferentes ciudades afectadas en coordinación con una empresa de televisión nacional y la contribución de algunas empresas de transporte. La Cruz Roja se encarga de recibir el material en el punto de recogida y enviar los artículos a las ciudades, donde los voluntarios escolares y municipales se encargan de la distribución de la ayuda a las familias afectadas.

Por medio de otras alianzas, se han colocado alcancías de recolección en restaurantes.  Los fondos recaudados serán entregados a Cruz Roja Uruguaya para ayudar a las familias afectadas en las próximas semanas.  Adicionalmente la Sociedad Nacional se está preparando para empezar a brindad apoyo psicosocial en los próximos meses.

Cruz Roja Uruguaya está en constante comunicación y coordinación con la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR), que ha movilizado un delegado de manejo de desastres para apoyar con la coordinación, evaluaciones y elaboración del plan de acción.

Según los pronósticos climáticos, las lluvias podrán continuar a lo largo de Abril-Mayo, lo que es causa de preocupación, dado el nivel de saturación del suelo y los efectos adversos que esto pueda traer para las comunidades que ya se encuentran afectadas.


Mapa