Afganistán: gracias a la labor de las voluntarias, las mujeres que viven en aldeas remotas tienen acceso a los servicios de atención de salud

Publicado: 17 mayo 2013 14:30 CET

Afganistán, es el país con la mayor tasa de mortalidad materna y con la segunda tasa más elevada de mortalidad de niños menores de cinco años en el mundo. La nutrición de las mujeres en edad reproductiva es deficiente e inadecuada, con el consiguiente riesgo de complicaciones durante el embarazo; las instalaciones de salud y la dotación de personal sanitario capacitado, en particular mujeres, son insuficientes; la atención prenatal y la disponibilidad de medicamentos esenciales son limitadas y la mayor parte de la población no tiene acceso a servicios básicos de salud y saneamiento.

Con objeto de superar los problemas relacionados con la salud, la Media Luna Roja Afgana ha adoptado una metodología integral, a saber: el enfoque de salud y primeros auxilios comunitarios.

En un país que adolece, entre otros problemas, de infraestructuras deficientes, pobreza extrema, un alto índice de analfabetismo e inequidades por motivo de género, la Sociedad Nacional ha reconocido la vital importancia de la participación de las mujeres en las intervenciones relacionadas con salud materna, neonatal e infantil. Así, se imparte formación a las voluntarias y se las habilita para que fomenten la concienciación sobre comportamientos que favorezcan la salud y contribuyan a la reducción de la tasa de mortalidad materna.

Las instructoras, que trabajan a condición de que las acompañe alguno de sus familiares varones, se desplazan a regiones remotas del país para sensibilizar a los dirigentes de las comunidades acerca de los beneficios que aporta la participación de las mujeres en la promoción de la salud.

En aldeas remotas, donde el alto índice de analfabetismo representa una de las principales dificultades, la Sociedad Nacional ha logrado la adhesión de mujeres y les ha impartido formación. En Afganistán, el cincuenta por ciento (50%) de los hombres y el ochenta y cinco por ciento (85%) de las mujeres no sabe ni leer ni escribir. Para velar por que los voluntarios se enteren a cabalidad de la información esencial en materia de la salud, los instructores de la Media Luna Roja han recurrido a métodos de enseñanza innovadores, como un sencillo material de apoyo visual, adaptado al contexto local, destinado a promover cambios del comportamiento en materia de salud, primeros auxilios y prácticas de seguridad.

La Media Luna Roja Afgana cuenta con veinticinco instructores y once instructoras principales especializados en salud y primeros auxilios comunitarios, y con cerca de veintidós mil voluntarios capacitados, entre los cuales más de dos mil mujeres, en treinta y cuatro provincias. Además, la Sociedad Nacional presta servicios de salud a través de cuarenta y siete clínicas de atención básica de salud y diecisiete equipos sanitarios móviles.

Las comunidades se benefician con la información esencial sobre salud que comunican las voluntarias. Las mujeres que viven en aldeas distantes reciben la formación pertinente para llevar a cabo sencillas intervenciones de salud, como el tratamiento de la diarrea con soluciones de rehidratación oral. Para la atención prenatal y la planificación familiar, las voluntarias derivan a las mujeres a clínicas de salud.

Mediante enfoques que tienen en cuenta las dimensiones culturales y las  dificultades específicas relativas a las cuestiones de género, la Sociedad Nacional ha fomentado la confianza y el reconocimiento de las mujeres en sus comunidades y, además, las ha animado a buscar asistencia e información en cuestiones de salud. A raíz del éxito obtenido con la formación de voluntarias en el norte de Afganistán, la Sociedad Nacional ha decidido aplicar el mismo enfoque en otras regiones del país.

Las voluntarias capacitadas, son miembros de las comunidades a las que brindan asistencia y hablan su mismo idioma, de manera que pueden ayudar a las poblaciones más inaccesibles, pobres y vulnerables y contribuir, así, a la cobertura universal de salud.

-      Se puede encontrar información adicional en: http://www.ifrc.org/en/news-and-media/news-stories/asia-pacific/afghanistan/afghanistan-female-volunteers-make-healthcare-services-accessible-to-women-in-remote-villages-62181/#sthash.7KiT91Pr.dpuf


Mapa