Deudap: Un barco para conectar la comunidad

Publicado: 2 febrero 2009 0:00 CET

Megan Rowling, British Red Cross in Indonesia This is the seventh in a series of nine profiles/case studies, looking at how Red Cross Red Crescent has helped people to rebuild their own lives after the tsunami in Indonesia.

El barco azul y blanco de madera navega, pasando a lo largo del pacífico embarcadero de la playa de Deudap, en la minúscula isla de Pulo Nasi, hacia la gran ciudad de Banda Aceh. El mar está tranquilo, y el viaje durará alrededor de 45 minutos.

El barco de la comunidad de Deudap, comprado gracias a la subvención de 13.620 francos suizos de la Cruz Roja británica, transporta pasajeros tres veces por semana hacia de la isla principal de Sumatra, y también realiza viajes adicionales para el transporte de mercancías para el mercado local o para traer materiales de construcción a la isla.

El barco comenzó a funcionar a finales de enero de 2008, proporcionando una línea vital de transporte para el suministro de este pueblo idílico, pero sin embargo aislado, y que fue severamente afectado por el tsunami del 26 de diciembre de 2004. Sin tener en cuanta el elevado coste en vidas humanas, el tsunami destruyó el puerto de Deudap, así como la mayoría de los barcos pesqueros y transformó la morfología costera de la isla, dejando el puerto en aguas demasiado poco profundas, y por lo tanto imposible a reutilizar. Eso significó que los habitantes de la isla debieron utilizar otro puerto, situado aproximadamente a 10 kilómetros de la comunidad, para poder viajar a Banda Aceh, resultando el coste del transporte demasiado caro para algunos habitantes del pueblo.

Prioridades

En 2006, y a raíz de una serie de consultas comunitarias, la creación de un servicio público de transporte en barco fue identificada como la prioridad absoluta para el pueblo de Deudap, tanto para facilitar el transporte público de los habitantes como para garantizar una renta regular a la comunidad. La formulación de la propuesta para la obtención de una subvención para la comunidad por parte de la Cruz Roja británica fue desarrollada por un Comité llamado “el foro de desarrollo del pueblo” con el apoyo de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.

Mientras que el barco prosigue su camino hacia Banda Aceh, Muzhar, el responsable del proyecto de 32 años de edad, explica porqué el proyecto está siendo un éxito: “Somos felices porque el barco nos aportó las ventajas económicas que se esperaban. Aumentamos nuestras rentas y eso es bueno para toda la comunidad. ”

Casi la mitad de los beneficios generados por el servicio de transporte se asigna a los proyectos de desarrollo del pueblo. Y alrededor del 30 por ciento está destinado a ayudar a los miembros más vulnerables de la comunidad, incluidos los huérfanos y los hogares más pobres, el resto sirve para pagar el salario de las tripulaciones de los cinco barcos.

Liderazgo

El proyecto también ha ofrecido un papel de líder a los miembros más jóvenes de la comunidad. Esto fue en parte posible gracias a que uno de los jefes de pueblo, que también es un marinero con experiencia, rechazó ser elegido como miembro del Comité de pueblo, con el fin de permitir participar en la gestión de la comunidad a las generaciones más jóvenes y asimismo proporcionarles la responsabilidad de administrar el servicio de transporte.

Varios meses después de lanzado al servicio de transporte en barco, éste parece demostrar que fue una sabia decisión. Cuestionado sobre cómo la subida del precio del combustible afecta a los beneficios del servicio, Muzhar nos da el tipo de respuesta que prevería de un director de una compañía de transporte profesionalmente administrada.

“Nosotros no tenemos muchos problemas con la subida de los precios del combustible, porque reflejamos esa subida a nuestros clientes,” nos dice. “Hemos tenido que aumentar el precio del transporte, que pasa de 1,10 franco suizo a 1,70, y por el momento ningún pasajero ha parado de utilizar nuestro servicio.”


Mapa