44.000 casas construidas por la Cruz Roja y la Media Luna Roja para los supervivientes del tsunami

Publicado: 5 agosto 2009 0:00 CET

Patrick Fuller, IFRC tsunami communications coordinator, Kuala Lumpur

El 26 de diciembre de 2004, un terremoto frente a las costas de Sumatra provocó un devastador tsunami que mató a casi 230.000 personas en más de cinco países ribereños del Océano Índico. Cuatro años y medio más tarde, el enorme esfuerzo de reconstrucción en los países afectados está a punto de concluir. Miles de kilómetros de costa en Indonesia, Sri Lanka, Tailandia, India y Maldivas fueron devastados, pero hoy, lo que era una tierra árida y devastada por el tsunami, se ha transformado en lugares de desarrollo y bien hacer en los cuales han surgido nuevas comunidades y los supervivientes del tsunami han evolucionado y mejorado sus condiciones de vida.

El tsunami provocó una respuesta humanitaria de la Cruz Roja y la Media Luna Roja sin precedentes para apoyar a las comunidades en su recuperación a largo plazo.

"Ha sido un desafío enorme. Hasta ahora hemos llegado a más de 4,5 millones de personas, pero no todo es tan simple como la reconstrucción de viviendas y de los medios de subsistencia de las personas, también va su dignidad y queremos garantizar que tengan algo que decir, que se les escuche y que participen plenamente en su propia recuperación ", nos dice Al Panico, Jefe de la Unidad para la Rehabilitación del Tsunami de la Federación Internacional.

Uno de los logros más importantes de estos últimos cuatro años y medio ha sido la construcción de más de 44.000 nuevas viviendas, la mayoría de las cuales se construyeron en Sri Lanka, Indonesia y Maldivas. Para finales de 2009, más del 95% de la meta de 55.769 viviendas construidas por la Cruz Roja y la Media Luna Roja se alcanzará. El final del conflicto en Sri Lanka significa que ahora los proyectos de reconstrucción en las zonas norte del país que estuvieron en suspenso se han relanzado y están en curso de realización.

Los programas de rehabilitación del tsunami de la Cruz Roja y la Media Luna Roja han sido de natura muy diferente. Una de las principales áreas de atención ha sido la reconstrucción de las infraestructuras físicas destruidas, tales como viviendas, escuelas e instalaciones sanitarias. Durante estos últimos cuatro años y medio, más de 270 instalaciones de salud se han construido o rehabilitado. Estas instalaciones incluyen hospitales, centros de salud locales y escuelas de enfermería. También se prestó principal atención al sector de la educación, hasta la fecha, más de 145 escuelas primarias y secundarias se han construido.

Ayudar a los supervivientes del tsunami a restaurar y/o mejorar sus condiciones de vida y sus medios de subsistencia ha sido otra prioridad de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. Cerca de 60.000 familias han recibido subvenciones para apoyar sus medios de subsistencia, éstos han sido han utilizados para crear una multitud de pequeños proyectos generadores de ingresos tales como huertos familiares, pequeñas granjas y pequeñas empresas de producción de alimentos.

La Cruz Roja y la Media Luna Roja también ha trabajado en la mejora del abastecimiento de agua y saneamiento para las comunidades reasentadas y las comunidades de acogida. Más de 620.000 personas se benefician actualmente de un mejor abastecimiento de agua a través de proyectos que han incluido la construcción de sistemas de abastecimiento de agua, tales como redes de distribución principales y los pozos comunitarios en Sri Lanka, o mediante la instalación de depósitos de recogida de agua de lluvia en las Maldivas. La promoción y concienciación sobre las buenas prácticas de higiene ha sido otra importante área de trabajo. La promoción de la higiene en el seno de la comunidad, en colaboración con las Sociedades Nacionales locales, ha permitido que más de 870.000 personas se hayan beneficiado de estos servicios desde el comienzo de la operación.

Una de las mayores inversiones realizadas por la Cruz Roja y la Media Luna Roja ha sido en el campo de la prevención y la gestión de desastres. Construir comunidades que estén mejor equipadas y mejor preparadas para responder a los posibles futuros desastres naturales es un paso esencial para salvar vidas. Hasta la fecha, más de 480 comunidades locales han completado la aplicación de la capacitación en preparación para casos de desastre y están equipadas con planes de emergencia gracias al apoyo de la Cruz Roja y la Media Luna Roja. Miles de escolares han participado en simulacros de evacuación en caso de desastres en su distrito y equipos de respuesta a desastres han sido formados y entrenados y están ahora listos para responder a los futuros desastres que puedan afectar sus comunidades.

"Decenas de Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y la Media Luna Roja de todo el mundo han apoyado y siguen apoyando, la operación de recuperación del tsunami. Algunos programas de recuperación del tsunami continuarán más allá de 2011, y será basándose en la fuerza y experiencia de nuestras sociedades nacionales en Sri Lanka, Indonesia, Tailandia y Maldivas que se podrá, en el futuro, proporcionar servicios humanitarios de la más alta calidad ", nos dice Panico.


Mapa