Copa del mundo en Alemania – La Cruz Roja preparada para la tarea de su vida

Publicado: 29 junio 2006 0:00 CET

Julius Kohl

La Cruz Roja Alemana inició la mayor operación de su historia para la cual movilizó miles de voluntarios y miembros del personal que atenderán emergencias médicas en los estadios y otros sitios donde se congreguen aficionados para mirar los partidos de la Copa Mundial de Fútbol de 2006.

En esas cuatro semanas de junio a julio, la mayor organización de socorro del país moviliza todas sus fuerzas, incluidos 460 médicos de emergencia, 1.033 paramédicos, 970 técnicos de medicina de emergencia, 2.943 socorristas calificados y 77 administrativos que trabajaran en los 12 estadios del Copa Mundial de la FIFA de 2006 en Alemania.

En todo el país, unos 35.000 efectivos de personal de la Cruz Roja Alemana estarán de guardia por más de 400.000 horas de operación.

Incontables voluntarios de la Cruz Roja dedicarán su tiempo libre, fines de semana y vacaciones a prestar servicios para velar por el bienestar de los aficionados del fútbol del mundo entero y que todos ellos se sientan en Alemania como en su casa.

También estará de guardia un enorme contingente técnico; por ejemplo, 48 “Behandlungsplätze” (unidades médicas móviles) permanecerán cerca de los estadios y, además, responderán a llamadas de emergencia. Estas unidades pueden prestar ayuda inmediata a más gente que un hospital regional de tamaño medio.

Joachim Mueller, Jefe del Comando Conjunto y el Centro de Control de la CRA, está seguro que este enorme despliegue de energía y recursos será efectivo.

“La Copa del Mundo es un evento cargado de emoción que dura varias semanas en las que millones de personal se desplazan a distintas manifestaciones. Además de nuestras operaciones en los estadios, debemos atender las exigencias más complejas del público que mira los partidos y la Fan-Feste“, señala Mueller.

El Centro de Control de la CRA, sito en Berlín, es la parte más pequeña de esta megaoperación administrativa. Allí, 35 especialistas de diversas disciplinas trabajan por turnos las 24 horas para supervisar, coordinar y administrar la operación con apoyo de 130 miembros del personal local y regional encargado de la operación.

Mucho antes de la Copa del Mundo, la Cruz Roja Alemana participó en ejercicios de control de desastres y esa experiencia se incorporó de inmediato en las medidas previstas para la operación durante el mundial de fútbol.

“La CRA se viene preparando desde 2003 para esta tarea de una sola vez en la vida. Tuvimos que ajustar nuestros recursos y su disponibilidad, así como coordinar nuestros distintos grupos de trabajo. Estoy convencido que utilizamos nuestro tiempo de preparación con total efectividad”, concluye Mueller.

Aunque la operación procede sin tropiezos, cada día aporta su lote de sorpresas. En las dos próximas semanas, la CRA recibirá visitantes de sus homólogas las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja de Austria y Sudáfrica.

Los colegas quieren beneficiarse de la experiencia de la CRA, pues Austria acogerá el Campeonato Europeo de Fútbol en 2008 y Sudáfrica la Copa Mundial en 2010.


Mapa