Las peores inundaciones en décadas devastan Europa central y oriental

Publicado: 31 julio 2008 0:00 CET

Joe Lowry International Federation Representative for Belarus, Moldova and Ukraine Photos courtesy of REUTERS/AlertNet - www.alertnet.org

Por lo menos 27 personas murieron en Ucrania, Moldova, Rumania, Eslovaquia y Hungría, tras días de graves tormentas e inundaciones. Decenas de miles de personas se quedaron sin techo, cientos de pueblos y ciudades sin electricidad, y muchos puentes y carreteras sufrieron daños. Centenares de voluntarios de la Cruz Roja trabajan las 24 horas, en estrecha cooperación con las autoridades locales y nacionales, colaborando en tareas de evacuación y prestando socorro inmediato a los damnificados.

En Ucrania, el desastre dejó un saldo de 22 muertos, entre ellos, seis niños, y otras dos personas siguen desaparecidas. Según algunas fuentes gubernamentales, se trata de las peores inundaciones desde hace 100 años. Las regiones más castigadas fueron Ivano-Frankivsk y Chernvitsi, pero también hay graves inundaciones en Lviv, Ternopil, Vinnitsa y Zakarpattya. En dichas regiones, alrededor de 40.000 viviendas, más de 30.000 hectáreas de cultivo y casi 700 kilómetros de carreteras fueron dañados por las inundaciones y unos 300 pueblos y ciudades están sin electricidad. Más de 8.000 personas tuvieron que ser evacuadas y se tomaron medidas para empezar a limpiar las riberas de los ríos, bombear agua a las casas, restablecer el suministro eléctrico y abastecer de agua potable a la población.

“Estas son las peores inundaciones en décadas. Pueblos enteros quedaron aislados y los daños en estos países se cifran en millones de euros”, señala Joe Lowry, Representante de la Federación Internacional para Belarús, Moldova y Ucrania, al referirse a la zona del desastre. “Estas inundaciones ocurren en el peor momento para muchos pueblos agrícolas pobres. Centenares de voluntarios de la Cruz Roja entraron en acción de inmediato para asistir a personas vulnerables y distribuir alimentos, agua, ropa, artículos de higiene y otros suministros de emergencia. Además, las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja prosiguen las evaluaciones de necesidades de las poblaciones más vulnerables.”

El personal y los voluntarios de la Sociedad de la Cruz Roja de Ucrania distribuyeron té, raciones de alimentos, comida caliente y ropa de las existencias de emergencia y acogieron en su propia casa a damnificados que se quedaron sin techo. El agua potable es una de las necesidades más urgentes pero también hacen falta alimentos, artículos de higiene y filtros de agua. En el marco de la intervención propuesta se asistirá a los grupos más vulnerables de la población, entre ellos, ancianos que viven solos, personas con discapacidad y familias numerosas. Con toda probabilidad, la Sociedad de la Cruz Roja de Ucrania solicitará ayuda internacional.

En Moldova, varios distritos del norte se vieron gravemente afectados, entre ellos, Brichensky y Oknitsa. Unas 670 personas fueron evacuadas y hay casi 300 casas inundadas. El 26 de julio, también hubo que evacuar a 1.371 niños de los campamentos de verano del municipio de Chisinau. Frente al alto riesgo de que resulte dañada la estación que abastece de agua potable Chisinau, la capital, la población ayuda a reforzar los diques. En las regiones afectadas, el suministro de agua potable fue cortado a causa de los pozos inundados. Tras las evaluaciones iniciales, la Cruz Roja de Moldova prevé asistir a 1.500 damnificados por las inundaciones. Las necesidades inmediatas son: agua potable, ropa, artículos de higiene, colchones, ropa de cama, mantas y utensilios de cocina.

En Rumania, se vieron afectados 145 pueblos de los condados Bacau, Botosani, Iasi, Maramures, Neamt y Suceava. Hubo cinco muertos y casi 12.000 personas tuvieron que ser evacuadas. Según las autoridades, más de 6.700 hogares y 25.000 hectáreas de tierras de cultivo y pastoreo están inundados. El personal y los voluntarios de la Cruz Roja de Rumanía distribuyeron alimentos, agua potable, camas, ropa de capa y artículos de higiene a los damnificados, principalmente, en el condado de Suceava. Se necesitan más alimentos, agua potable, mantas, sacos de dormir y artículos de higiene pues en los próximos días habrá que evacuar más pueblos. Las evaluaciones están en curso. La Cruz Roja Húngara ofreció ayudar con desinfectantes, detergentes y alimentos.

Las inundaciones también causaron estragos en Eslovaquia oriental y septentrional donde muchos pueblos de los distritos de Bardejov, Gelnica, Presov, Spisska Nova Ves y Stara Lubovna se vieron gravemente afectados. La Cruz Roja Eslovaca intervino de inmediato y, en canales de televisión, emisoras de radio y periódicos nacionales y regionales, así como en su sitio web, solicita asistencia a empresas, asociaciones y el resto de la colectividad. El personal y los voluntarios de la Cruz Roja distribuyeron agua potable, mantas, alimentos, ropa, desinfectantes y bombas de agua.

La Federación Internacional ha transferido 430.00 Francos Suizos (unos 430.00 USD / 272.000 euro) de su Fondo de Reserva para el Socorro en Casos de Desastre para brindar soporte a la Sociedad de la Cruz Roja de Ucrania para ayudar de manera inmediata a las cerca de 5.000 familias damnificadas. En los próximos días un llamamiento de urgencia será lanzado para solicitar más ayuda internacional.


Mapa