La reencarnación del espíritu de la Cruz Roja de Montenegro

Publicado: 20 noviembre 2007 0:00 CET



A sus 132 años, la  Cruz Roja de Montenegro (CRM) se encontró en la situación inusual de ser oficialmente admitida en una organización más joven. Hoy, 20 de noviembre, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja aceptó a su 186.a Sociedad miembro en la sesión de apertura de la Asamblea General reunida en Ginebra.

Fundada en 1875, la CRM operó primero en el contexto de Yugoslavia y, posteriormente, en el de la Unión de Serbia y Montenegro. El Prof.  Dr. Asim Dizdarevic, Presidente de la CRM, se dijo muy complacido, en la entrevista que concediera el día de la admisión oficial de su Sociedad  Nacional.

“Me gusta bromear diciendo que es como la reencarnación del espíritu de la Cruz Roja de Montenegro pues nos admiten en una organización que, en realidad, ¡es más joven que la nuestra!” El Presidente, de 67 años, afirmó que era un gran día para su Sociedad y añadió:  “Tengo un positivo sentimiento de felicidad. Nuestras relaciones eran buenas con otras organizaciones pero ahora estaremos en pie de igualdad con los demás miembros, lo que colma de orgullo y satisfacción a todos los que trabajamos en la Cruz Roja de Montenegro.”

El Presidente Dizdarevic, miembro de la Cruz Roja desde 1961, agradeció a todos los amigos y Sociedades Nacionales “que mostraron su confianza y buena voluntad al admitirnos” en la Federación.

Recalcó que ser reconocida oficialmente implicaba que la CRM tenía un mayor grado de responsabilidad al formar parte de la Federación pero que reunía todos los requisitos y eso demostraba que su Sociedad Nacional había crecido y madurado.

“Somos una Sociedad Nacional abierta que quiere cooperar con los demás componentes del Movimiento. Aguardo con interés que nuestros jóvenes voluntarios sigan trabajando con otras Sociedades Nacionales.”

La CRM cuenta con 30.000 voluntarios y sus actividades abarcan servicios de atención médica para los grupos más vulnerables, entre ellos, refugiados, solicitantes de asilo y migrantes, así como programas de lucha contra el VIH/SIDA, primeros auxilios y apoyo psicológico. También es auxiliar del Gobierno de Montenegro y una de sus atribuciones es hacer colectas de sangre mediante donaciones voluntarias.

Una de las mayores tareas que tuvo que afrontar la CRM guarda relación con la afluencia de refugiados y desplazados por el conflicto en los Balcanes. El Presidente Dizdarevic explicó que en 1999, Montenegro tenía  640.000 y 145.000 eran desplazados o refugiados, es decir, el 22 por ciento de la población.

“Pero el 90 por ciento de esos desplazados estaba alojado en casas del pueblo de Montenegro, como es nuestra tradición”, puntualizó. Cuando se le pregunto si la delegación montenegrina celebraría la admisión, el Presidente Dizdarevic reveló que habían traído algunas botellas de grapa, la bebida nacional. “¡Creo que nos tomaremos una copa para celebrar este día especial!”


Mapa