Crecidas repentinas en Yemen: miles de familia en situación grave

Publicado: 11 noviembre 2008 0:00 CET



Miles de familias continúan en grave situación tras las crecidas repentinas que a fines de octubre afectaron a un tercio del Yemen. Las lluvias torrenciales devastaron las zonas sudoriental y sudoccidental del país y dejaron un saldo de 180 personas muertas; a su paso, también destruyeron más de 2.000 viviendas, carreteras e infraestructura, y forzaron el desplazamiento de entre 20.000 y 25.000 personas.

Las autoridades temen que la tasa de mortalidad ascienda, ya que muchas personas siguen desaparecidas y aún no se ha concluido la evaluación final. También es posible que aumente el número de familias desplazadas.

Cientos de voluntarios y personal de la Media Luna Roja del Yemen siguen distribuyendo artículos de socorro de emergencia procedentes de las existencias que esa Sociedad tenía ubicadas en lugares estratégicos, entre otras cosas, alimentos, agua, mantas y medicamentos básicos a quienes han perdido su casa.

Las crecidas arrastraron gran parte del suelo de determinadas zonas y muchos campos ya no sirven para los cultivos. Se han perdido miles de cabezas de ganado, y la cosecha, la palma y las colmenas han sufrido daños graves en varios distritos, como Sah, Suna y Tarim, en el valle de Hadramaut.  En algunas zonas, el 70 por ciento de los agricultores sufrieron los efectos de las inundaciones.

Para quienes continúan alojados en escuelas y mezquitas, la situación sigue siendo difícil. Si bien la mayoría no tiene a dónde regresar, tendrán que encontrar refugio en otros lugares pues en breve comienzan las clases.  

Llamamiento preliminar de emergencia

La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) ha lanzado un llamamiento preliminar de emergencia para recaudar 1,7 millones de francos suizos (1,5 millones de USD/ 1,2 millones de euros) en ayuda de la operación de socorro que mantiene la Media Luna del Yemen en favor de las familias vulnerables. 

Los fondos serán utilizados en favor de 5.000 personas de las gobernaciones de Hadramaut y Al-Mahara a las que durante los doce meses próximos se suministrarán alimentos, mantas, ropa de cama, productos para potabilizar el agua, artículos para la higiene y material para el refugio, y a quienes se prestará atención de salud básica, apoyo psicológico y apoyo psicosocial.

“Se están realizando evaluaciones cuyos resultados nos permitirán definir más el tipo y la amplitud de la ayuda que necesitan las familias desplazadas a mediano y a largo plazo”, explica Tenna Mengistu, representante de la FICR en el Yemen. “Sin embargo, es importante realizar un llamamiento rápidamente a fin de movilizar más fondos y prestar una asistencia sustancial a las familias que sigue en situación precaria. Es probable que cuando contemos con más información tengamos que revisar este llamamiento, aumentándolo a fin de que la población pueda comenzar a retomar su vida en condiciones de dignidad.”

Coordinación con los asociados

La Media Luna del Yemen está trabajando en estrecha cooperación con las autoridades y con muchos asociados, incluidos la Federación Internacional, otras Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja que han acudido de inmediato a prestar ayuda en la zona, y organismos de Naciones Unidas, entre otros, la OMS, el ACNUR y el UNICEF.


Mapa